Cartelera

Pasolini

Recomendada
Formato:
Título Original: Pasolini
País: Francia - Bélgica - Italia
Año: 2014
Género: Drama
Duración: 84'
Calificación: +18 años
Dirección: Abel Ferrara
Protagonistas: Willem Dafoe - Maria de Medeiros
Elenco: Riccardo Scamarcio - Giada Colagrande - Adriana Asti - Ninetto Davoli
Resumen:

La película narra las últimas 24 horas en la vida de Pier Paolo Pasolini (Willem Dafoe), el polémico escritor, poeta y cineasta italiano (1922-1975). Durante esas 24 horas, en contacto con su madre, sus más cercanos colaboradores, sus amigos y sus amantes, nos aproximamos al pensamiento de Pasolini, a sus pasiones, a su desesperanza crítica, y también a su esperanza como artista, mientras fantasea con su próxima película, la que nunca llegará a filmar…



Cargando...
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: La película es dura, discursiva, explícita, por momentos poética y bella. El guion recoge parte del pensamiento de Pasolini y lo pone en palabras, pero el director Abel Ferrara se esfuerza también por convertir ese pensamiento en imágenes, a veces apelando al código de las propias imágenes creadas por su personaje.

El fin no existe

"Simplemente miren a su alrededor y vean la tragedia. ¿Cuál es la tragedia? La tragedia es que ya no hay seres humanos, solo máquinas extrañas que chocan unas con otras. Y esta tragedia comienza con el perverso sistema educativo obligatorio y universal que nos forma a todos, desde las llamadas clases dominantes hasta el más pobre. Nos empuja hasta la arena para tener cosas, todo, a cualquier precio. Por eso es que queremos todos lo mismo y nos comportamos de la misma manera. Así que, si tengo acceso a un comité político, o a información bursátil, lo aprovecho, de lo contrario utilizo un barrote de hierro. Y cuando uso un barrote de hierro, uso la violencia para conseguir lo que quiero. ¿Por qué lo quiero? Porque me han enseñado que es una virtud. Estoy expresando mi derecho, mi virtud. Soy un asesino y un buen hombre. Pero ahora, para la gente no es suficiente el asesinato. En este panorama cambiante, hay un deseo de muerte que nos une a todos como hermanos. Todos atrapados en el siniestro fracaso de todo un sistema social que produce una raza de gladiadores entrenados para tener, poseer y destruir."

Las palabras, extraídas con algunas licencias de la última entrevista concedida por Pier Paolo Pasolini al diario La Stampa, son un resumen bastante certero del pensamiento crítico del escritor, poeta y cineasta italiano. Constituyen un momento central y definitorio de esta película, que narra las últimas 24 horas en la vida de Pasolini. Pocas horas después de conceder esta entrevista, publicada días después bajo el título "Todos estamos en peligro", el cuerpo del director aparecería golpeado y sin vida en el amanecer de una playa en la periferia de Roma. Una periferia que conocía muy bien, una muerte violenta y terrible, quizás anticipada en sus propias palabras. Después de todo, él también se consideraba en peligro, sobre todo viviendo en una Italia que rechazaba a críticos extremos como lo era él: ateo, homosexual y marxista.

La película es dura, discursiva, explícita, por momentos poética y bella. El guion de Maurizio Braucci recoge parte del pensamiento de Pasolini y lo pone en palabras, dichas con sobria precisión por Willem Dafoe (un actor perfecto para el rol, más allá de lo físico). Pero el director Abel Ferrara se esfuerza también por convertir ese pensamiento en imágenes, a veces apelando al código de las propias imágenes creadas por su personaje en sus películas, donde la explicitud sexual y la marginalidad se codea con la burguesía, los intelectuales, las clases dominantes y los poetas. Quizás no haya otro director capaz de filmar las pasiones de Pasolini como lo hace Ferrara, un cineasta igualmente "maldito" y polémico (Un maldito policía, Juegos peligrosos, El funeral, Welcome to New York) en sus propios términos.

Entre el amor de su madre Susanna (hermosa viñeta de Adriana Asti), los preparativos para el estreno de Saló, o los 120 días de Sodoma, los recorridos por una Roma nocturna y convulsionada, y los encuentros marginales con jóvenes de la periferia (una clase social que Pasolini conocía muy bien y que fue material ya para su primera película), Ferrara pone en imágenes las ideas que su protagonista tenía para una próxima película. Una película que no llegaría a filmar. En esas imágenes, el personaje de Epifanio es encarnado por un veterano Ninetto Davoli, quien fuera actor en varios films de Pasolini y también su amante durante un período de tiempo, cuando Davoli era muy joven. En la versión de Ferrara, la travesía de Epifanio tiene lugar en una Roma contemporánea, una "ciudad de gays y lesbianas" donde hasta los policías coquetean con los visitantes. Pero no es ese el destino de sus personajes, sino el paraíso. Un paraíso que estaría al final de un recorrido que parece no tener fin. Y es que el fin no existe.

Pasolini murió en la madrugada del 2 de noviembre de 1975, a la edad de 53 años, según la versión oficial asesinado por un adolescente con el que pretendía mantener relaciones sexuales. Hay quienes creen, sin embargo, que fue un crimen político. La verdad quizás nunca se sepa. Pero así hayan sido unos matones contratados por enemigos del pensamiento de Pasolini o un joven marginal en busca de dinero, en cualquier caso su muerte sí fue un crimen político. Porque todo es política, según Pier Paolo Pasolini. Y sino, volvamos a sus palabras en aquella última, premonitora entrevista:

"Permítame ser franco con usted. He estado en el infierno y sé cosas que no perturban el sueño de los otros. Pero se los advierto: el infierno está ascendiendo hacia ustedes. Es cierto que llega bajo diferentes banderas y detrás de diferentes máscaras. Todos somos víctimas y todos somos culpables. La urgencia, la necesidad de agitar el barrote de hierro para atacar, para matar, es fuerte y está en todos nosotros. Pero no seguirá siendo solo la experiencia arriesgada y privada de quienes, por así decirlo, han conocido una vida violenta. Dejen de engañarse. Ustedes y sus escuelas, su televisión, sus periódicos complacientes, ustedes son los grandes conservadores de esta espantosa tradición que se basa en la idea de poseer y destruir. Dichosos ustedes que se quedan tan felices cuando pueden poner sobre un crimen su buena etiqueta. A mí esta me parece otra de las muchas operaciones de la cultura de masas. Como no podemos impedir que pasen ciertas cosas, nos tranquilizamos encasillándolas."


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/15582