Cartelera

Star Wars: El despertar de la fuerza

Título Original: Star Wars: the Force awakens
País: Estados Unidos
Año: 2015
Género: Aventura-Ciencia ficción
Duración: 136'
Calificación: Todo público
Dirección: J.J. Abrams
Protagonistas: Harrison Ford - Mark Hamill
Elenco: Carrie Fisher - Adam Driver - Daisy Ridley - Oscar Isaac

Lucasfilm y el director J.J. Abrams (Star Trek, Super 8) unen fuerzas para transportar nuevamente a la audiencia a una galaxia muy, muy lejana con el regreso de Star Wars a la gran pantalla. Este nuevo episodio encuentra a los personales de la saga original - Luke Skywalker (Mark Hamill), su hermana Leia (Carrie Fisher) y el piloto Han Solo (Harrison Ford) – 30 años después de El Regreso del Jedi (1983).

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: El Despertar de la Fuerza existe para recordarnos cuánto amamos Star Wars, pero en ningún momento tiene o se propone otra ambición que no sea llenar de nostalgia al espectador.

El despertar de la decepción

"Esto va a hacer que las cosas funcionen" son las primeras palabras que se escuchan en este séptimo episodio de la saga de Star Wars. Es una promesa no solo hecha por el co-guionista y director J.J. Abrams, sino por toda la buena gente de la Disney Corporation que recientemente gastó billones de dólares para comprar una galaxia muy, muy lejana. Ya no escucharemos rutas de mercados, disputas de impuestos ni esas tediosas reuniones Jedi.

Star Wars: el Despertar de la Fuerza es la película de Star Wars que te hicieron creer que estabas esperando. Tiene reciclado bastante de lo bueno de aquella trilogía original y le falta demasiado para ser su propia historia. Una máquina dispensadora de nostalgia, la película está diseñada para darte golpes bajos con planos y caras familiares para que recuerdes esas cálidas memorias de Star Wars. A pesar de esto, unas horas después de que aparezcan los créditos todo se ha evaporado y me cuesta volver a un momento remotamente original o inventivo en toda la cosa.

Después de la salida del guionista Michael Arndt (Toy Story 3), Abrams enlistó a Lawrence Kasdan, quien escribió la mejor (El Imperio Contraataca) y la peor (El Retorno del Jedi) de las películas de la trilogía original, para crear lo que es básicamente un Greatest Hits de la serie: un alma joven y pura de un vacío planeta en forma de desierto se cruza con un adorable robot que contiene información vital para que el ejército rebelde continúe luchando contra el imperio fascista intergaláctico. La Fuerza es potente con este joven protagonista, lo cual lleva a aventuras por el espacio con un casto interés romántico, un creído jinete espacial y un amable viejo mentor que sabe más de lo que dice, todo a bordo de una nave contrabandista hecha pedazos con un peludo copiloto. Hay un tipo alto y tenebroso que usa una máscara, un sable de luz rojo y una larga vestidura negra, quien toma órdenes de una figura aún más grotesca que se sienta en un trono. Eventualmente nos sorprendemos al descubrir que alguien inesperado es el padre de alguien más, y que los villanos una vez más crearon una gigantesca estación capaz de destruir planetas, pero que de alguna manera puede ser fácilmente destruida por avionetas rebeldes. Sí, no hay necesidad de spoilers porque esto grita déjà vu por todos lados.

Pero bueno, hay cosas para disfrutar. La heroína Rey (Daisy Ridley) es una digna sucesora de Luke Skywalker y supongo que crecerá aún más en los episodios que siguen. No está mal tampoco el Finn de John Boyega, pero siento desperdiciados a Oscar Isaac, Adam Driver y Domhnall Gleeson, tres de los mejores actores jóvenes que tiene Hollywood por estos días.

Y después... tenemos a Harrison Ford... viejo. Si, este no es Han Solo, es un tipo de más de 70 años con una peluca gris incrustada en su cabeza. Y ni hablemos de eso que en los créditos aparece como Carrie Fisher. Las cirugías hacen mal, Leia, no te olvides de lo que le pasó a tu padre.

Otro gran problema que tiene El Despertar de la Fuerza es un gran apuro por llegar a ninguna parte. Abrams toma los viejos cortes mediante barridos y usos del iris que popularizó Lucas (sacados del gran Akira Kurosawa, en cuya La fortaleza escondida se inspiró Lucas en primer lugar), usualmente empujándonos a la siguiente escena durante una línea de dialogo, dejándonos sin un solo momento para respirar y no, esto no es un buen trabajo de montaje. Prácticamente todas las interacciones entre los personajes terminan con un gran tiroteo explosivo o una innecesaria secuencia de persecución que casi nunca influyen en el argumento.

El Despertar de la Fuerza existe para recordarnos cuánto amamos Star Wars, pero en ningún momento tiene o se propone otra ambición que no sea llenar de nostalgia al espectador. Si el resto de los episodios de esta nueva etapa lo cumplen, está por verse.


Por Juan Manuel Fábregas para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/13494