Cartelera

A los trece

Recomendada
Formato:
Título Original: Thirteen
País: Estados Unidos - Inglaterra
Año: 2003
Género: Drama
Duración: 1h40'
Calificación: +18 años
Dirección: Catherine Hardwicke
Protagonistas: Holly Hunter - Evan Rachel Wood
Elenco: Brady Corbet - Nikki Reed - Deborah Kara Unger - Jeremy Sisto

...O lo que sucede cuando una adolescente norteamericana descubre las drogas, el sexo y los piercings. Con un estilo directo y descarnado, Thirteen es un retrato de maduración y también de una relación madre-hija en los tiempos que corren, regidos por el consumo, la necesidad de éxito y un virtual deterioro de las relaciones humanas. La película marca el elogiado debut, como actriz y co-guionista, de la precoz Nikki Reed, a quien la directora Catherine Hardwicke le adjudicó el papel de la nueva amiga de la protagonista (Evan Rachel Wood). Holly Hunter estuvo nominada al Globo de Oro y al Oscar como mejor actriz de reparto por su rol de madre en progresiva desesperación.

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

Las chicas sólo quieren divertirse

Según las notas de producción de la película, lo que la directora Catherine Hardwicke tenía ganas de hacer era una divertida comedia sobre los hábitos adolescentes; es de suponer que el resultado habría sido una suerte de actualización de lo que planteaba Ni Idea (1995), aquella comedia de Amy Heckerling que lanzó a la fama a Alicia Silverstone. Pero cuando Hardwicke se entrevistó con Nikki Reed y empezó a escarbar un poco, se dio cuenta de que lo más interesante estaba muy por debajo de aquella superficie frívola. Lo que decidió trasladar a la pantalla resultó ser algo mucho más profundo, mucho más dramático, y también mucho más inquietante.

Alguien dijo por allí, en los comentarios de los usuarios, que cualquiera con una hija o hijo de 13 años debería salir muy preocupado del cine. Yo creo que lo preocupante sería que un padre o madre entre al cine desconociendo los riesgos que enfrentan sus hijos, y que no sepa diferenciar lo verdaderamente riesgoso de aquello que simplemente forma parte de una experimentación y una búsqueda de identidad en un mundo que prefiere tenernos a todos igualitos, sin diferenciarnos mucho.

Tal vez el mérito más importante de Thirteen sea que, por suerte, no apela a discursos o mensajes directos del tipo “aprende a escuchar a tus hijos”, o “decile que no a las drogas”. Se sabe que la reflexión se dispara mucho más en el espectador cuando surge a partir de una historia bien contada que cuando está dicha por el director o directora a través de algunos de sus personajes. Aquí existía ese riesgo y Hardwicke logra evitarlo casi siempre.

No logra, sin embargo, evitar alguna simplificación en el retrato algún adulto secundario (un padre mayormente ausente, una tutora despreocupada que de repente pide cuentas a quien no debe), o incluso en la propia montaña rusa en que consiste la amistad que practican las dos jóvenes protagonistas. Pero no hay que olvidar que la adolescente Reed (13 años al momento de escribir esta película) es co-autora del guión, por lo que hay que entender que lo que la directora pretende es respetar cierta mirada adolescente sobre el mundo que rodea a esas chicas. Hay mucha menos simplificación, no casualmente, cuando la cámara adopta el punto de vista adulto de la madre que interpreta magníficamente Holly Hunter, y que refleja de manera muy clara las contradicciones que enfrenta una progenitora moderna cuando ha sido una madre cariñosa y liberal, y de pronto se encuentra que la vida de su hija se le está escapando de las manos.

Hardwicke también intenta transmitir tanta inquietud a través del nerviosismo de una cámara en mano y de un cambiante tratamiento de la imagen (el director de fotografía es Elliot Davis), así como de una banda sonora que pide a gritos ser escuchada a todo volumen. Yo no sé si semejante estilo audiovisual no termina por cansar un poco, incluso si el propio tema no se agota en sí mismo demasiado rápido. Lo que sí sé es que al menos una película se las arregla para decir que el “american way of life”, detrás del césped cortado y de las persianas entre cerradas, esconde terribles tragedias domésticas.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/287