Cartelera

El diablo viste a la moda

Formato:
Título Original: The devil wears Prada
País: Estados Unidos
Año: 2006
Género: Comedia
Duración: 1h49'
Calificación: Todo público
Dirección: David Frankel
Protagonistas: Meryl Streep - Anne Hathaway
Elenco: Adrien Grenier - Emily Blunt - Stanley Tucci

En esta comedia ambientada en el glamoroso universo de la moda, Anne Hathaway interpreta a Andy, una chica de pueblo que desembarca en el que creía sería el trabajo de sus sueños: asistente de editora de una prestigiosa revista de modas de Nueva York. Sin embargo, el puesto ideal pronto se convierte en una pesadilla cuando conoce a su jefa, la temible y super exigente Editora en Jefe Miranda Priestly (Meryl Streep, nominada al Oscar por otro estupendo trabajo).

En los siguientes canales
Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Una comedia previsible, inofensiva y finalmente olvidable sobre el mundo del trabajo, la moda y la frivolidad. Meryl Streep es su principal atractivo.

Con ganas de triunfar

Nueva York. Obsesión por la moda. Jóvenes mujeres tratando de abrirse camino en el mundo laboral. Es lógico que esta comedia pretenda captar al mismo tipo de público que seguía cada temporada de Sex and the City. Sobre todo porque el director David Frankel, que había debutado con la comedia romántica Rapsodia en Miami (1995), dirigió algunos episodios de la recordada serie de HBO. Pero no. Por más puntos en común, esto es otra cosa.

Es una simple, previsible, inofensiva y, por lo tanto, olvidable comedia sobre –más o menos- los mismos temas que exploraba, dos décadas atrás, Secretaria Ejecutiva (1988), paradigma del cine de los ’80 sobre el triunfo individual en medio de la selva urbana. La aspirante a periodista que hace aquí Anne Hathaway y su jefa temible (encarnada con perverso encanto, de taquito, por Meryl Streep) son una versión actualizada de la dupla Melanie Griffith-Sigourney Weaver de aquella película, donde peleaban no sólo por sus ambiciones sino también por Harrison Ford.

Desconocemos, obviamente, la novela original escrita por Lauren Weisberger, pero todo hace pensar que se trata de un producto de consumo ligero, algo así como un artículo de revista femenina extendido y publicado con tapas duras. A partir de un original así no se puede hacer magia. Lo que sí se puede –o se debería- es sacarle el mayor jugo posible y entretener a su audiencia con un pasatiempo liviano. Y eso lo cumple a medias. Sería totalmente exagerado decir que es la comedia del año, pero hay cierta gracia de planteo en el ambiente laboral al que se enfrenta la joven protagonista, sobre todo a partir de esa superior inmediata obsesionada con cuidar la dieta que hace, con gran comicidad, la británica Emily Blunt (se la puede ver en un rol dramático en Mi Verano de Amor); y también resulta divertido cómo Stanley Tucci defiende a su estereotipado personaje. Pero se queda corta, cortísima, como exploración de ciertas obsesiones modernas (no solo femeninas) como la moda, el trabajo, la competencia y la frivolidad, obsesiones todas que Sex and the City exploraba con una gracia e inteligencia que aquí están lejos de reproducirse.

Su mayor carta a favor es, por supuesto, la gran Meryl, en un rol muy diferente al de otra comedia simultáneamente en cartel (Secretos de Diván) y mucho más recomendable. Aquí hace su aparición prometiendo ser poco menos que la prima hermana de Cruela de Vil, pero poco a poco (y a pesar de su hiriente cinismo) su personaje va revelando una faceta mucho más humana de lo esperado. El diablo no era tal, después de todo. Es simplemente una mujer moderna defendiendo con uñas y dientes su lugar en el mundo.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy
Comentarios
FILM/394