Jersey Boys: persiguiendo la música

Jersey Boys: persiguiendo la música

+9 años Ver comentarios
  • Titulo original: Jersey Boys
  • Dirección: Clint Eastwood
  • Género: Drama-Musical
  • Protagonistas: John Lloyd Young - Erich Bergen
  • País: Estados Unidos Año: 2014
  • Duracion: 134'
  • Elenco: Vincent Piazza - Michael Lomenda - Christopher Walken
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Basada en el musical ganador del premio Tony, esta versión cinematográfica dirigida por Clint Eastwood cuenta la historia de cuatro jóvenes problemáticos de Nueva Jersey que se unieron para formar el icónico grupo de rock de la década de 1960, The Four Seasons. Sus ensayos y sus triunfos son acompañados por las canciones de éxito que influyeron a toda una generación.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: La mano del veterano Clint Eastwood le otorga a la narración el ritmo, el pulso y la rigurosidad que una historia de estas características necesitaba.

Buenos muchachos

Jersey Boys es un musical de Broadway que se exhibe aún en estos días. Además de ser un gran éxito de público, no han sido pocos los premios - entre ellos el prestigioso Tony en el 2006 - que ha cosechado en sus diez años de permanencia en cartel. La obra trata, a grandes rasgos, el camino de cuatro amigos adolescentes de Nueva Jersey que allá por principios de la década del 50, y al amparo de la mafia local, cometían actos al borde de la delincuencia. Al mismo tiempo, venciendo obstáculos de todo tipo, formaban un grupo que ya en los 60 alcanzó una gran popularidad: The Four Seasons.

Sus integrantes fueron Bob Gaudio, Tommy Devito, Nick Massi y el cantante Frankie Valli, que además de su participación en el cuarteto forjó una carrera como solista que tuvo momentos de calidad y notoriedad. Solo para hacer un breve repaso de sus canciones más conocidas, podemos citar a las bailables "Sherry", "Stay", "Who loves you", "Oh What a Night", "My eyes adored you" - infaltable en los lentos de La Noche de la Nostalgia - y ya en un nivel de calidad superior, "Save it for me" y, en especial, "Can't take muy eyes off you", aquella gran melodía que sonaba en El francotirador (1978) de Michael Cimino, en la inolvidable escena en que Robert De Niro se despedía de sus amigos antes de partir a Vietnam.

No fue poca la sorpresa cuando se anunció que ahora, en el rol de productores de la película, Valli y Gaudio habían convencido al gran Clint Eastwood de que llevara la exitosa obra al cine bajo su dirección. Sin dudas fue una buena elección, ya que la mano del viejo Clint le otorga a la narración el ritmo, el pulso y la rigurosidad que una historia de estas características necesitaba.

La música no es para nada ajena al cine del veterano cineasta. Más allá de que él mismo es músico, solo para citar un ejemplo y sin olvidar que son dos películas bien distintas - aquella más oscura, ésta más fresca y luminosa - podríamos remitirnos a la intensa Bird (1988), el filme en que Forrest Whitaker recreaba magníficamente la vida del saxofonista Charlie Parker.

Vale aclarar que en este trabajo, que sobretodo en su primera parte muestra un humor tan lacónico como efectivo, no estamos ante un musical clásico. Es más, creo que tildarlo bajo ese rótulo puede llegar a ser arriesgado. Si bien la música - sumamente disfrutable, por otra parte - tiene un rol fundamental en las dos horas y cuarto de duración, el eje principal está en la historia y en las vivencias de los personajes, con la música como soporte y complemento, pero privilegiando siempre la trama.

Las canciones no interrumpen las palabras, ni aparecen forzadas. Son simplemente escenas intercaladas a su tiempo y espacio. Tampoco se pretende demostrar lo grandes que fueron The Four Seasons, ni la influencia que tuvieron en la música. Por el contrario, se retrata a las personas de carne y hueso, con sus conflictos, carencias, alegrías y tristezas. El personaje de Tommy de Vitto, encarnado notablemente por Vincent Piazza (el único de los cuatro intérpretes que no participa también en la obra teatral) es una clara muestra al respecto. Sus continuas entradas y salidas a la cárcel, sus cambios de carácter, sus "desprolijidades" y hasta sus estafas, ponen constantemente a prueba la lealtad y la solidaridad del resto del grupo más allá del escenario y las marquesinas. Lo mismo pasa con algunos avatares nada agradables en la vida del propio Valli.

En ese marco, si bien estamos ante dos películas de diferente tono y tenor, es notoria una pintoresca conexión y hasta un diálogo con la película Buenos Muchachos, de Martin Scorsese (1990), que - vale recordar - en una de sus primeras escenas aludía a Frankie Valli. Esos lazos están en todo lo que tiene que ver con los códigos de barrio, de ghetto, con esa especie de "familia cuasi mafiosa" (Christopher Walken - ¿quién otro podía ser? - oficia como el jefe del clan en una deliciosa composición) que formaron los cuatro integrantes del grupo. Y, como si fuera poco, también en la presencia de un personaje que encarna al mismísimo Joe Pesci en su juventud. También aparecen temas casi siempre presentes en la obra de Eastwood, como la herencia familiar, los legados, los hijos, el futuro.

Cierto alargamiento en la duración, y algunos detalles de la vida de Valli que hubieran merecido otra profundidad en su tratamiento, hacen que en la filmografía de este veterano ícono del cine Jersey Boys no ocupe un lugar de privilegio. Tampoco quedan dudas de que, a los 84 años, sigue dotando a sus filmes de un nivel innegable, y que le aporta al material que tenga entre manos un salto de calidad. Refiriéndose a Clint, mejor dicho, de clásica calidad.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/11434