Retrato de un comportamiento animal

Retrato de un comportamiento animal

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: Retrato de un comportamiento animal
  • Dirección: Gonzalo Lugo -Florencia Colucci
  • Género: Comedia romántica
  • Protagonistas: Florencia Colucci - Gonzalo Lugo
  • País: Uruguay Año: 2014
  • Duracion: 84'
  • Elenco: Rocío Piferrer - Jorge Bolani
  • Sitio oficial
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Matto (Gonzalo Lugo) es un biólogo marino obsesionado con los delfines, capaz de cualquier cosa con tal de conocerlos. Martina (Florencia Colucci) busca llegar como sea a Bahía, donde espera conocer más sobre la Tropicalia y, si le queda tiempo, sobre ella misma. Se cruzan en el camino, se odian, se aman y viceversa, con todas las escalas intermedias. Esta comedia romántica con toque de road-movie cuenta el viaje de esta pareja tan estrambótica, revelando que estamos mucho más cerca del reino animal de lo que pensamos.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: La ópera prima de Gonzalo Lugo y Florencia Colucci se construye como una comedia romántica atípica que divierte pero también interroga al espectador.

Animales especiales

Premisa interesante la que mueve a Retrato de un comportamiento animal: los seres humanos nos somos tan diferentes de otras especies. Partiendo de esta base, el relato nos acerca a las vacaciones de Matto y Martina, quienes comienzan una relación luego de incidentes y confusiones varias. Tal como si se tratase de un documental de leones en la sabana, la voz de un narrador (Jorge Bolani) asoma en determinadas situaciones para comentar y comparar las actitudes de los personajes con otras semejantes en el reino animal.

Tanto los diálogos como las actuaciones consiguen un tono realista -naturalista, acompañando la idea de un acercamiento documental a la vida de estos personajes. Sin embargo, y he aquí uno de los aspectos más singulares del largometraje, las situaciones en las que estos jóvenes se ven involucrados suelen ser de lo más absurdas y sus reacciones duplican la apuesta, alcanzando picos donde prima la comedia bizarra. Esta mezcla no es el único elemento particular en la propuesta, ya que no sólo hay un narrador que interpela directamente al espectador a medida que se desarrolla la trama, sino que en ciertos momentos aparece la voz interior de Matto o Martina revelando sus pensamientos y creando así una multiplicidad de miradas y posiciones.

Este humor insólito tiene un fuerte basamento en lo físico, enfatizando una vez más el vínculo entre humanos y animales. Acciones como comer, dormir, trepar cobran un gran protagonismo en la historia. La idea de un cuerpo que domina a su mente prevalece. Lo vemos en el sonambulismo de Martina y también en las peleas entre los personajes que tienen siempre una apoyatura en el cuerpo, con pequeñas acciones como lo de matar un mosquito, pero que siempre cuentan más de lo que se dialoga. Ciertos vínculos entre la película y el cine de Guillermo Kloetzer (el cortometraje Machos Marinos, el documental Manual del Macho Alfa) se pueden trazar no sólo en la temática, sino también en una aproximación singular a la hora de filmar.

A nivel técnico se acompañan las ideas y variaciones que rigen la narración. Un momento relevante en la propuesta visual se perfila cuando Martina baja a la playa y Matto simula filmarla como a un animal. En ese instante ella aparece retratada en un formato diferente, más deteriorado, análogo al utilizado para mostrar las imágenes de archivo de pingüinos, tortugas y otros animales y exhibiendo, otra vez, una clara intención por parte de los realizadores. La cámara acompaña el registro naturalista moviéndose constantemente, aunque por momentos también se acopla al tono de comedia más disparatada arremetiendo con granangulares de la cara de los protagonistas. El montaje tampoco es tradicional, con jump cuts constantes y cambios en el ritmo, formando así una visión atípica que puede desorientar en el comienzo hasta que el ojo se acostumbra y disfruta.

Una tesis que es película, una búsqueda en el lenguaje con buenos hallazgos y, principalmente, una propuesta original y arriesgada que merece la pena. Todo este combo que parece constituir Retrato de un comportamiento animal nunca olvida que se trata de una comedia romántica y así consigue entretener y, por momentos, también emocionar.


Por Julia Peraza para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/13229