Buenos Muchachos

Buenos Muchachos

Banda invitada: Sibyla Vaine.

  • Localidades: $ 430. En venta por Tickantel, locales habilitados de Redpagos o Antel.
  • Sitio oficialFacebook

Ficha

Buenos Muchachos

Hijos del aburrimiento y la resaca dominguera, los Buenos Muchachos nacen en 1991 en un garage de Malvín, el refugio al que Gustavo Antuña y Pedro Dalton huían para tocar la guitarra, pintar y charlar mientras el tiempo pasaba narcóticamente lento. Hartos de escapar siempre hacia la nada, invitan a dos amigos a tocar con ellos; aceptan inmediatamente. Los ensayos vuelan y sienten que es hora de salir al mundo, pero éste (como siempre) no se da por enterado así que el ansiado debut será en un cumpleaños, frente a un reducido pero enfervorizado público de novias y amigos. Su presentación oficial sería en Juntacadáveres en marzo de 1992 y en esta ocasión el mundo sí se enteró, por lo menos el de los cien tipos rígidamente hipnotizados por el alud de emoción y ruido que les caía encima desde el inexistente escenario. Los escépticos inmediatamente se convirtieron en fieles devotos mientras los ya creyentes sonreían como si fueran sabios ancianos que recibían a los nuevos acólitos.

Hoy, varios años después, los Buenos Muchachos son una de las bandas más respetadas en el espectro nacional. Han recorrido el clásico camino del rock: cambio de integrantes, una breve separación, reconocimiento del público y la prensa, rollos internos, fama, problemas con una discográfica, hartazgo, discos por compromiso que nunca vieron la luz, etc. Sólo les faltó alguna muerte en circunstancias difíciles de explicar. Pero ellos continúan contra viento y marea, guiados por sus propios fantasmas, evitando los lugares comunes y arriesgándose sin miedo a las consecuencias, a veces pisando terreno desconocido como una estampida de elefantes pasados de anfetas y a veces caminando lentamente a través de tinieblas ya conocidas. Y es que desde aquella lejana tarde en que fueron bautizados por un Joe Pesci congelado en la pantalla del televisor hasta hoy no han perdido nada de pasión, que según San Mateo es recogimiento interior y no sé cuántas tonterías más, pero que para ellos es la vida misma. Pasión con mayúsculas y sin límites por la música y por el estado mental y físico que alcanzan gracias a ella, como si fuera el único alimento que necesitan. Porque viven para su arte, esa extraña poción compuesta por blues distorsionado, sinfonismo, hard rock y punk aderezada con poesía directa, surrealista o misteriosa cantada en español, inglés, spanglish o todo a la vez. Parece una mezcla imposible pero no lo es, como lo puede confirmar cualquiera que haya escuchado alguno de sus discos o presenciado sus conciertos.

Alguna vez describieron su sonido como climático al pecho. Es una buena definición pero en realidad existen miles, tantas como gente que vio su vida sacudida por canciones como “Cecilia”, “Ooh uooh”, “La hermosa langosta aplastada en la vereda”, “Vos más que vos”, etc. Mejor no perder tiempo intentando clasificarlos, encasillarlos en estilos, encerrarlos en clases. Lo importante pasa por los sentimientos que su música provoca.

Jorge Bonomi


Discografía: Nunca fui yo (1996) - Aire rico (1999) - Dendritas contra el bicho feo (2001) - Amanecer búho (2004) - Uno con uno y así sucesivamente (2006) - Se pule la colmena (2011) - Colección Histórica (2013) - Nidal (2015)


Integrantes: Gustavo Antuña (guitarra) - José Nozar (batería) - Pedro Dalton (voz) - Marcelo Fernández (guitarra) - Mauricio Figueredo (bajo) - Pancho Coelho (guitarra) - Nacho Gutiérrez (teclados)

Sibyla Vaine

Tras años de tocar en varias de las principales bandas del rock nativo durante los 80 y 90, Orlando Fernández decide poner la cara y asumir la responsabilidad de sus propias composiciones. Así nace Sibyla Vaine, banda continuadora de la línea estilística esbozada en un EP del año 2003 que contenía cuatro canciones: Máquina mental, Más allá, Un poco más y Milagros, esta última versionada con gran suceso por los Buenos Muchachos.

El proyecto queda en la nada al irse Orlando por unos años a Europa, pero a su regreso retoma la idea y graba, cuando su trabajo como bajista de los Buitres se lo permite, algunas canciones escritas durante su autoexilio español. Invita a Nicolás Souto, baterista de la misma banda, a unirse a él para redondear esas grabaciones y entusiasmados por los buenos resultados deciden armar un disco donde registrar todas sus ideas.

El disco se grabó y mezcló en Estudios MOL en 2009, con la participación de varios amigos: Ricky Musso (ex Cuarteto de Nos), Gabriel Barbieri (ex Chicos Eléctricos y Motosierra, ahora en Mafia), Garo Arakelián (La Trampa), Maxi Angelieri (Exilio Psíquico), Gastón Akerman, Esteban Hirschfeld (ex Mockers) y otros. Los comentarios positivos y el buen clima generado entre todos los participantes impulsan a Orlando a dar el paso siguiente: la formación de una banda. Convoca a su hermano Marcelo y Alejandro Itté, guitarrista y bajista respectivamente de Buenos Muchachos, quienes rápidamente se integran a la banda.

Tras varios ensayos, donde logran un sonido compacto y poderoso que no oculta las aristas pop de las canciones, debutan en mayo de 2010 con muy buena repercusión. En 2011 editan su primer disco "Largas Madrugadas" con Bizarro, convirtiéndose en una de las bandas revelación del año.


Discografía: Largas Madrugadas (2011) - Tenue luz (2014)


Integrantes: Orlando Fernández (guitarra y voz) - Sebastián Codoni (guitarra y voz) - Ignacio Lasida (batería y voz) - Santiago Villar (bajo y voz)

Salas