Oratorio Society of New York

Oratorio Society of New York

Oratorio Society of New York (coro del Carnegie Hall) junto a la Orquesta Filarmónica de Montevideo. Una oportunidad única para disfrutar de unos de los coros vocacionales más prestigiosos del mundo.

Ficha

Oratorio Society of New York

El Oratorio Society of New York (OSNY por sus siglas en inglés) fue fundado en 1873 por Leopold Damrosch, ocupando el segundo lugar de las organizaciones culturales más antiguas de New York. Damrosch condujo OSNY durante su primer concierto el 3 de diciembre de 1873 en la sala Knabe Hall ubicada en la Quinta Avenida y la calle 39. Un año después, en la noche de Navidad, OSNY comenzó lo que se ha convertido en una inquebrantable tradición de presentaciones anuales del Mesías de Handel.

Al comienzo, OSNY se trasladaba de sala en sala sin una sede en particular. Luego, en 1884, Andrew Carnegie se unió a la junta de directores, asumiendo su presidencia desde el año 1888 hasta 1919. Carnegie propuso solventar el fondo de OSNY para construir una "Sala de Música" como sede permanente. Asignó a su colega miembro de la junta y arquitecto William Burnet Tuthill como diseñador, y en mayo de 1891 el Carnegie Hall abrió sus puertas al público, convirtiéndose así en la sede artística del OSNY.

En su primer cuarto de siglo, OSNY brindó estrenos de obras de arte coral y óperas en concierto como Christus de Liszt (1876-77); Ein Deutsches Requiem de Brahms'(1877); Le damnation du Faust, Roméo et Juliette (1882) y Te Deum (1891) de Berlioz' ; Parsifal de Wagner's en la Metropolitan Opera House en su primer espectáculo fuera de Bayreuth (1886); Legend y Pater noster de Tchaikovsky's (1891) y Samson et Dalila de Saint-Saëns' 1892).

Posteriormente OSNY brindó el estreno en Estados Unidos de Eugene Onegin de Tchaikovsky en 1908, el primer espectáculo completo en Estados Unidos de la Misa en B menor en 1927, y el estreno en Estados Unidos de St. Ludmilla de Dvorák en 1993. Además de Tchaikovsky, OSNY ha sido conducido por ilustres compositores y conductores como Edward Elgar en su The Kingdom (1908), Virgil Thomson en su Missal pro defunctis (1962), y Aaron Copland and Leonard Bernstein en un tributo a Copland en su octogésimo cumpleaños en 1980.

En 1982, OSNY, bajo la conducción de Lyndon Woodside, quien sirvió como director de OSNY de 1973 hasta su fallecimiento en el año 2005, hizo su tan esperado debut europeo en un concierto a beneficio de UNICEF en Munich. Dos años más tarde, OSNY cantó el War Requiem de Britten en la Coventry Cathedral para celebrar los 40 años de paz en Europa Occidental. Desde entonces, OSNY ha brindado presentaciones en Europa, Asia, Centro y Sudamérica. En el año 2003, OSNY recibió reconocimiento internacional cuando le fue otorgada la medalla conmemorativa de UNESCO por sus cuatro presentaciones en Costa Rica a beneficio de la Fundación Amigos de la Isla del Coco.

Director Musical: Kent Tritle

Uno de los más destacados directores corales, Kent Tritle está cursando su décima segunda temporada como director musical de OSNY. Además de dirigir la presentación anual del Mesías en el Carnegie Hall, ha conducido repertorios tales como Paulus de Mendelssonhn, Ein Deutsches Requiem y Tragic Overture de Brahms's, y Songs of Love and War, y the Fauré Requiem de Paul Moravec's.

En el año 2010, bajo el liderazgo de Tritle, OSNY se unió a la Filarmónica de New York y al director musical Alan Gilbert para dirigir una presentación de Nocturnal de Varèse como parte del Festival Varese. En el año 2008, OSNY se unió a la Orquesta Juilliard en una presentación de Synphony No. 3, "Kaddish," de Bernstein, conducida por Alan Gilbert, parte del festival Bernstein: The Best of all Possible Worlds auspiciado por la Filarmónica de New York y Carnegie Hall.

Reconocido como "la estrella más brillante del mundo musical coral de New York" por el New York Times, Tritle es también el fundador y director musical de Sacred Music in a Sacred Space (Música Sagrada en un Espacio Sagrado), la aclamada serie de conciertos en la Iglesia de San Ignacio Loyola en la ciudad de New York. Es el director musical de Musica Sacra, el más antiguo coro profesional de New York con continuas presentaciones; es director de actividades corales en la Escuela de Música de Manhattan; y también profesor de postgrado de Juilliard School.

Por más información, visitar www.kenttritle.com

Conductor asociado: David Rosenmeyer

Nacido en Argentina, David Rosenmeyer comenzó sus estudios en Israel, donde pasó gran parte de su infancia. Después de regresar a la Argentina, ha estudiado dirección coral en el Conservatorio de música de J. J. Castro y la orquesta en la UCA. Tiene una maestría en teoría de la realización y música de la Universidad de Mannes.

El Sr. Rosenmeyer comenzó su carrera como Director invitado de importantes orquestas a lo largo de América del sur, incluyendo la Orquesta Sinfónica Nacional de Argentina, Orquesta Sinfónica de Concepción de Chile, la Orquesta Festival do Curitiba de Brasil y la orquesta del Teatro Colón de Buenos Aires. También ha dirigido la orquesta de cámara israelí así como orquestas en Brasil, Hungría e Italia.

Orquesta Filarmónica de Montevideo

La creación de la Orquesta Sinfónica Municipal se produjo el 8 de abril de 1958, por Resolución Municipal Nº43664. La Asesoría y Dirección Jurídica Municipal designaron a Carlos Estrada y Luis D´Andrea, para ocupar los cargos de director y subdirector de la Orquesta.

La primera acción fue la realización de un llamado a concurso, para proveer los cargos para la Orquesta, a fin de que pudieran ingresar de inmediato e iniciar los ensayos para sus primeras actuaciones en público.

El 17 de julio de 1959, se realiza en el Teatro Solís el primer concierto de la Orquesta Sinfónica Municipal, dirigido por el Maestro Carlos Estrada, quien continuó dirigiendo la Orquesta hasta 1971, año de su fallecimiento. Habiéndose formado en el Conservatorio de París, Estrada quedó muy influenciado por aquella visión de la cultura, lo que marcó el rumbo de su carrera como compositor, así como la programación de la Orquesta

Aquella primera orquesta contaba apenas con 30 integrantes y, siguiendo la impronta de su Director, en los programas de su primera década de existencia se interpretaron gran cantidad de obras del impresionismo y el neoclasicismo francés.

Esto no quiere decir que se estuviera cerrado a otros repertorios, con frecuencia se interpretaron intérpretes barrocos como Vivaldi o Bach y clásicos como Haydn o Mozart.

Un rasgo distintivo que se mantiene hasta nuestros días fue el de dar oportunidad de participar a artistas uruguayos como solistas al frente de la orquesta; en cuanto a la programación se incluyeron siempre obras contemporáneas de autores extranjeros y nacionales.

Sobre los últimos años de la década del 60 se contrata como subdirector de la orquesta, al Maestro Hugo López quien queda como titular luego del fallecimiento de Estrada y sigue en el cargo hasta 1975. Por esa época ya se habían incorporado algunos instrumentistas más, como forma de poder abordar otros repertorios. Durante la dictadura no hubo un director musical estable, sino que diversas gestiones administrativas fueron contratando distintos maestros nacionales y extranjeros.

Con el retorno a la democracia es contratado como Director Musical el Maestro Federico García Vigil. Allí comienza un proceso, que continúa durante varios años, de incremento en el número de músicos de la orquesta, para poder interpretar los repertorios sinfónicos que se programaban. A pesar de conformarse una gran orquesta, no se procesaron grandes cambios en la gestión de la misma.

Hacia 1990 pasa por una fuerte reestructura, que modificó desde su imagen hasta su denominación por la de Orquesta Filarmónica de la Ciudad de Montevideo, asumiendo como Director Artístico hasta 1992 el Maestro Moisés Lasca. La institución incorporó un nuevo concepto de producción que le ha permitido una proyección nacional e internacional relevante.

Desde 1993 hasta su retiro en 2007, asume la Dirección Musical el Maestro Federico García Vigil y se encara el nuevo proceso de gestión, con la Coordinación General de Álvaro Méndez Bonomi. Allí se sentaron las bases de la gran orquesta de la ciudad, definiendo nuevos objetivos a corto, mediano y largo plazo. Generación de nuevas propuestas, captación de nuevos públicos, eficiencia, calidad, estímulo a los artistas nacionales, ser plataforma y escenario de la diversidad cultural, son algunos de los objetivos alcanzados.

Desde 2017 la Directora artística de la Orquestaes la Maestra Ligia Amadio. Es una de las más destacadas directoras sudamericanas de la actualidad. Se ha distinguido internacionalmente por su exigencia artística, su carisma y sus vibrantes performances. Su actuación internacional se extiende por Alemania, Argentina, Austria, Bolivia, Chile, Colombia, Croacia, Cuba, Eslovenia, Estados Unidos, Francia, Islandia, Israel, Italia, Japón, Holanda, Hungría, Líbano, México, Perú, Portugal, República Checa, Rusia, Serbia, Tailandia, Uruguay y Venezuela.Nacida en São Paulo, Brasil, Ligia Amadio ha sido la primera mujer galardonada en 30 años de existencia del Concurso Internacional de Tokio en el año 1997. En 1998, obtuvo el primer premio en el Concurso Internacional de Santiago de Chile. En el año 2001, recibió el premio Mejor Director del Año, en Brasil, otorgado por la Asociación de Críticos de Arte de São Paulo. En 2012, nuevamente distinguida como mejor director de orquesta, en Brasil, recibió el Premio Carlos Gomes. En función de su actuación frente a la Orquesta Sinfónica Nacional, durante doce años, ha recibido el titulo de Ciudadana Niteroiense en 2003 y la Comanda de la Orden del Mérito, en el grado de Gran Oficial en 2005. En 2009 fue galardonada con la Medalla Carlos Gomes, en Campinas, otorgada por la Cámara Municipal de aquella ciudad.

Desde 1996 Ligia Amadio se ha desempeñado como directora titular y artística de importantes orquestas: Orquesta Sinfónica Nacional, en Río de Janeiro (1996 a 2008); OSUNCUYO, en Mendoza (2000 a 2003); Orquesta Sinfónica Municipal de Campinas (2009); OSUSP, en São Paulo (2009 a 2012); Orquesta Filarmónica de Mendoza (2010 a 2014); Orquesta Filarmónica de Bogotá (2014).

Salas