Presenta:

Life
El otro hermano

El otro hermano

+15 años Ver comentarios
  • Titulo original: El otro hermano
  • Dirección: Israel Adrián Caetano
  • Género: Drama-Thriller
  • Protagonistas: Leonardo Sbaraglia - Daniel Hendler
  • País: Argentina-Uruguay-España-Francia Año: 2017
  • Duracion: 112'
  • Elenco: Alian Devetac - Alejandra Fletchner - Pablo Cedrón - Ángela Molina
  • IMBD
  • Disponible en: DVD Netflix
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Cetarti (Daniel Hendler) está completamente hundido, no tiene trabajo ni un objetivo. Cuando su madre y su hermano son asesinados a escopetazos, debe viajar desde Buenos Aires a Lapachito, un pueblo medio derruido en el que vivía su familia. Allí conocerá a Duarte (Leonardo Sbaraglia), un antiguo militar que es amigo del asesino de su madre para el que acabará trabajando, adentrándose en un mundo de turbios negocios.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: El rótulo que mejor le cabe es el de un policial negrísimo con pinceladas de drama intimista y algo de western, en especial en su irregular y no convincente final.

Siembras y cosechas

Muchos dicen que Adrián Caetano es el más argentino de los directores uruguayos. Y probablemente les cabe una buena cuota de razón. Es que más allá de que su vida haya transcurrido mayormente en Argentina y que el 90 por ciento de su trayectoria se ha dado en ese país, sus trabajos han reflejado dura y claramente algunos universos poco gratos de la realidad argentina de los últimos 20 años. Ya en Pizza, birra, faso (1998), que codirigió junto a Bruno Stagnaro, como en las posteriores Bolivia (2001) y la notable Un oso rojo (2002), retrataba con crudeza la vida de personas marcadas por la marginalidad y el fatalismo. Lo mismo pasaba en la serie para televisión Tumberos (2002).

Sus realizaciones posteriores mostraron un cambio de tono y temática que tuvo como resultado un par de trabajos un tanto fallidos como Francia (2010) y Mala (2013). Cuatro años después, vuelve con una película que - aún con algunos tropiezos no menores - recupera a grandes rasgos la temática, el estilo y la intensidad de aquellos buenos momentos.

Basándose libremente en una novela de Carlos Busqued, "Bajo este sol tremendo", Caetano - también responsable del guión junto a Nora Mazzitelli - ubica la historia en un pueblito perdido del Chaco argentino. Hasta allí llega Javier Cetarti para reconocer los cuerpos de su madre y su hermano que han sido asesinados por la pareja de la mujer, quien se suicidó luego de los crímenes. Lo espera Duarte, un militar retirado - igual que el asesino - que le ofrece a Javier ser socios en una pequeña estafa, con el fin de cobrar un seguro de vida por las recientes muertes. Javier, una persona con apariencia y vida apática, descuidada y pusilánime, acepta, ya que su único interés - vale decir que no pareció importarle demasiado el deceso de sus parientes - es hacerse de unos pesos para seguir viaje hacia Brasil.

Es a partir de ese momento que lo que parecía ser un simple trámite, se va transformando en una historia áspera y asfixiante, inmersa en una narración lacónica pero sumamente descriptiva y que recurre al gore en algunos momentos. El rótulo que mejor le cabe es el de un policial negrísimo con pinceladas de drama intimista y algo de western, en especial en su irregular y no convincente final.

Mediante un uso efectivo de encuadres y planos generalmente cerrados, que retratan al detalle el sudor y la mugre interna y externa de los personajes, el filme transita sus mejores momentos en la presentación y consolidación de unos personajes que bien podrían oficiar como ejemplos de lo peor de la Argentina moderna. Por un lado tenemos la sordidez y la crueldad de Duarte, el ex militar. Su comportamiento vil y espeluznante genera solamente repulsión, mientras que Javier, en su desgano e indolencia, no deja margen para la empatía al solamente interesarle lo que tiene que ver con su propio pellejo. Esto será diferente en dos personajes que aparecen en determinado momento y por los que pasa el único costado sensible y hasta conmovedor de la historia: Marta, la ex esposa del asesino, y en especial Danielito, el hijo de ambos y cómplice en las atrocidades de Duarte. Danielito está enojado con la vida, y su destino asoma como sin salidas, pero a la vez demuestra destellos de luz y humanidad.

Sin perder su identidad, es claro que en estos pasajes el filme tiene lazos comunicantes con otras películas argentinas como El clan (2015) y El ciudadano ilustre (2016) y con algunos trabajos de los hermanos Coen, por ejemplo Simplemente sangre (1985) y Fargo (1996).

La película muestra algunos detalles importantes que hacen que, en su último cuarto, la intensidad decaiga y todo lo bueno hasta ese momento al menos tambalee. El obstáculo principal está en un guion que parece no haber encontrado la mejor resolución de una anécdota que a esa altura muestra comportamientos de personajes difíciles de conciliar con lo que se venía mostrando de ellos. No me refiero a esa vuelta de tuerca que muchas veces resulta efectiva y sorprendente; acá lo que se percibe es un atajo previsible, a la vez que difícil de creer y falto de creatividad.

En lo técnico se destacan la fotografía del prestigioso Julián Apezteguía y la inquietante música de Iván Wyszogrod. El elenco es otro de los puntos altos. Leonardo Sbaraglia está notablemente odiable en su papel de Duarte; el engordado para la ocasión Daniel Hendler (curiosamente una gran parte de la crítica argentina ha desvalorizado su labor) compone magistralmente a Cetarti; Ángela Molina está correcta como Marta y el joven Alian Devetac es una grata revelación en su conmovedor Danielito.

La vileza, la sordidez, la indignante pobreza de muchos sectores, el desgano, la apatía y la marginalidad son, la mayoría de las veces, la cosecha de algunas siembras indeseables. El otro hermano así lo retrata descarnadamente.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/16153