Presenta:

Life
Mi Mundial

Mi Mundial

Todo público Ver comentarios
  • Titulo original: Mi Mundial
  • Dirección: Carlos Morelli
  • Género: Drama
  • Protagonistas: Facundo Campelo - Candelaria Rienzi
  • País: Uruguay-Brasil-Argentina Año: 2017
  • Duracion: 100'
  • Elenco: Néstor Guzzini - Verónica Perrotta - César Troncoso - Roney Villela
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Tito (Facundo Campelo) está superdotado para el fútbol y sus genialidades le traen un contrato que lo saca a él y a su familia de la pobreza. Brilla con sus goles, pero abandona la escuela y no tiene amigos. Tito pasa a ser el sostén de su familia y su padre ya no tiene autoridad para obligarlo a que termine la escuela. Cuando la consagración definitiva está a punto de concretarse, ocurre algo inesperado que hará que él y su familia se enfrenten con sus sueños desde otra posición. Adaptación de la novela de Daniel Baldi. 

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: La película tiene el mérito de reflejar cabalmente el universo que retrata con un estilo directo, fresco y por demás fluido que, además de hacer reflexionar, entretiene.

Trofeos y consecuencias

Daniel Baldi, el autor de la novela en que se basa esta película, es un futbolista - retirado hace unos pocos años - que si bien no formó parte de la elite más reconocida y popular, supo tener una etapa de destaque que lo llevó a jugar entre otros equipos en Peñarol y Cruz Azul de México. Justamente, cuando se dio el pase hacia el club mexicano, se vio envuelto en algunas circunstancias no del todo prolijas y claras en donde participó un conocido contratista. Mi mundial, su libro número 16 (la mayoría de su obra refiere a la niñez vinculada con el fútbol), se mete de lleno en temas de los que se habla bastante por estos días y donde participan incipientes talentos, sus familias y empresarios que, con dudosos escrúpulos, ven la posibilidad de jugosas ganancias.

De entrada hay que decir que no estamos ante una película exclusivamente para niños. Si bien algunos de sus protagonistas son preadolescentes, y seguramente quienes estén en esa franja de edad se verán muy representados, el director y guionista Carlos Morelli se las ingenia para generar sensaciones y reflexiones que van más allá de cual sea la etapa de la vida del espectador, sin perder en ningún momento la frescura.

Tito tiene 13 años y vive en un barrio periférico de Colonia; le va bastante mal en la escuela pero es un elegido jugando al fútbol. Sus padres, a pesar del esfuerzo, apenas logran darle lo indispensable, lo que hace que cuando un contratista brasileño les ofrece una vida mejor - apartamento en la rambla montevideana incluido - a cambio de la "exclusividad" y porcentaje en futuros contratos, no es muy difícil saber cuál será la respuesta de la familia. Ya en Montevideo las penurias en el estudio se agravan, el talento futbolístico sigue en alza y poco a poco Tito tiende a olvidarse de su pueblo y hasta de su noviecita Florencia. Se verá rodeado de medios amarillistas, chicas sugestivas, y con la tentación de la noche demasiado presente.

Hasta aquí, todo suena bastante conocido aún para quienes sólo somos espectadores en el asunto del fútbol. Los sueños, las reales posibilidades de llegar a triunfar - que son muchas menos de lo que se cree - y lo bien parado o no que esté el muchacho y su entorno ante todo lo que llega de golpe y sin preparación alguna, serán cuestiones que afecten el resto de sus vidas. La película tiene el mérito de reflejarlo cabalmente con un estilo directo, fresco y por demás fluido que, además de hacer reflexionar, entretiene. Ya cuando se da un hecho relevante en la historia, es gradual y también efectivo el cambio hacia un tono un tanto más introspectivo y personal.

Estas virtudes ayudan a disimular algunos aspectos no tan positivos. En determinado momento, por más que en esencia lo que se cuenta sea seguramente real, la falta de grises es notoria y el personaje del contratista, por ejemplo, está muy cercano a la caricatura.

El otro punto negativo está en un elenco que luce llamativamente desparejo. Lo mejor está por el lado de Néstor Guzzini, en otra brillante y sensible labor como el padre del futbolista, en la pareja de adolescentes compuesta por Facundo Campelo (Tito) y Candelaria Rienzi (Florencia), y en los secundarios de César Troncoso y Jorge Bolani.

A pesar de estos contratiempos, hay que decir que la película funciona. Tanto en el interés que despiertan sus acontecimientos y, especialmente, en no disimular que se quiere dar un mensaje claro, directo y sin afectaciones pretenciosas. Honestidad que le llaman.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/16672