La rueda de la maravilla

La rueda de la maravilla

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: Wonder wheel
  • Dirección: Woody Allen
  • Género: Drama
  • Protagonistas: Jim Belushi - Kate Winslet
  • País: Estados Unidos Año: 2017
  • Duracion: 101'
  • Elenco: Juno Temple - Justin Timberlake - Max Casella - Jack Gore
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

En este drama ambientado en Coney Island (Nueva York) en la década de 1950, Kate Winslet interpreta a una amargada mesera, ex actriz ahora casada con el operador de una calesita en un parque de atracciones (Jim Belushi). Inesperadamente reaparece la hija de él (Juno Temple), escapando de un esposo mafioso y buscando una nueva oportunidad. La historia es contada por el joven y encantador Mickey (Justin Timberlake), salvavidas y aspirante a escritor.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

Sueños rotos


Como casi todo lo más reciente del incansable Woody Allen, quien a sus 82 años de edad sigue escribiendo y filmando sin descanso una película por año, Wonder Wheel ofrece chispazos de la genialidad de su autor entre medio de algunos recursos ya agotados. El más molesto de todos es la voz del narrador, un clásico a esta altura en su filmografía pero también una herramienta de la que suelen valerse los guionistas que no confían en la sucesión de eventos que atraviesan sus personajes, y sienten que tienen que explicarlos o comentarlos.

 

En este caso, esa función recae en uno de los cuatro personajes protagónicos: el de Mickey (Justin Timberlake), un joven aspirante a escritor que trabaja en los veranos como salvavidas en la costa de Coney Island. Allí conoce a Ginny (Kate Winslet), una mesera de mediana edad que quisiera ser más joven y, sobre todo, no haber abandonado sus sueños de juventud para casarse con un tipo como Humpty (Jim Belushi), operador de carrusel en el parque de diversiones, ex alcohólico y padre de Carolina (Juno Temple), una joven que abandonó el hogar seis años atrás para casarse con un mafioso de Nueva York. Cuando Carolina reaparece inesperadamente todo empieza a complicarse, sobre todo la relación clandestina que Ginny mantiene con Mickey, el narrador de la historia.

 

Mickey es un gran admirador de la obra de Eugene O'Neill, dramaturgo estadounidense a quien Allen homenajea en esta, su película número 49. Como gran parte de la obra del autor ganador del Premio Nobel, esta película se inscribe dentro de cierto "realismo dramático", con personajes que viven al margen luchando por mantener sus ilusiones y esperanzas, pero que casi siempre terminan recogiendo los pedazos de sus sueños rotos. Desde ese punto de vista la función del narrador quizás se justifique como recurso propio del teatro clásico norteamericano, aunque como recurso cinematográfico luzca más bien mediocre y molesto. Lo mismo podría decirse de las escenas en las que un personaje plantea sus dudas a un amigo o amiga hasta ese momento inexistentes en la trama (lo hacen tanto Ginny como Mickey), recursos también frecuentes en el cine de Allen.

 

Donde sí acierta es en la ambientación más bien artificial que hace que Wonder Wheel parezca casi siempre una obra de teatro muy bien filmado (ver sino el apartamento de Humpty y Ginny detrás del parque de diversiones), con extraordinaria y efectista iluminación a cargo del maestro Vittorio Storaro (en su segunda colaboración con el director luego de Café Society) que apela al cambio de tonalidades según el momento dramático de cada escena. En este aspecto la película remite un poco a Golpe al corazón (1982), aquel experimento musical de Francis Ford Coppola - también fotografiado por Storaro - con rodaje enteramente en estudios, y cuyo fracaso casi llevó a la ruina a la productora de su realizador.

 

El otro gran acierto de Allen es, por supuesto, su elenco. Belushi está muy bien como esposo borrachín y hablador, Temple se luce como hija reaparecida y marcada por la mafia (corporizada en dos perseguidores típicamente italoamericanos como Steve Schirripa y Tony Sirico, de fama previa en Los Soprano y en cuanta película sobre mafiosos se ha visto en los últimos años) y Timberlake cumple con su rol de narrador y joven amante. Pero quien se roba el show, como cabía esperar, es la siempre excelente Kate Winslet, quien construye a la perfección a la típica anti heroína estadounidense, empujada hacia la desesperación a fuerza de desilusión y pecados propios y ajenos. Verla en acción es un placer casi constante.

 


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/18062