Un viaje al Jepira

Miguel Moya

  • Muestra: Un viaje al Jepira
  • Género: Fotografía

Ficha

Resumen

Un viaje al Jepira

 

Los wayuu son el pueblo indígena más numeroso en Venezuela. Un pueblo orgulloso de su gentilicio cuyo idioma, el wayuunaiki, pertenece a la familia lingüística amerindia arawak. Sus antepasados se refugiaron en las áridas tierras de la Península de la Guajira, que hoy se encuentra dividida por la frontera entre Venezuela y Colombia.

Para los wayuu, la vida y la muerte forman parte de un continuo que sigue determinados pasos y cada uno de estos está marcado por un ritual. Uno de los fines de estos rituales es garantizar la constante provisión, los recursos necesarios para que ese continuo no se detenga y perviva la sociedad wayuu.

Los rituales funerarios son la expresión más acabada de esas creencias. Cuando una persona wayuu muere se celebra un primer velorio o entierro, y el alma del difunto viaja como yoluja a Jepira, el paraíso de los wayuu muertos. El wayuu en el Jepira se reencuentra con sus antepasados y con los animales que le pertenecieron en vida. Para la mayoría de los wayuu Jepira tiene ubicación, queda en la Alta Guajira, más allá del mar. Pero también en la Alta Guajira se ubica el origen de todos sus linajes, al que deben retornar después de muertos.

En Jepira generalmente si la persona es adulta es sepultada en el cementerio de su familia política. Pasado algunos años, en sueños, le pedirá a algún familiar cercano que lo devuelva a su "carne", al linaje de su madre, y después de la exhumación de sus restos, que tendrá lugar durante el segundo entierro, sus huesos serán depositados en el cementerio del linaje materno al que perteneció. Eso significa que ahora ha muerto en Jepira y que retornará en forma de lluvia o de wanulü, ser mitológico asociado a los principios de muerte.

Imagen: Miguel Moya, Jepira

Centro de Fotografía de Montevideo

Salas

  • Fotogalería a Cielo Abierto (Parque Rodó)

    Ver en mapa
    • 05/04/2018 - 04/06/2018

      • Acceso las 24 horas
Comentarios
ARTE/18693