Nace una estrella (2018)

Nace una estrella (2018)

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: A Star Is Born
  • Dirección: Bradley Cooper
  • Género: Drama-Romance-Musical
  • Protagonistas: Bradley Cooper - Lady Gaga
  • País: Estados Unidos Año: 2018
  • Duracion: 136'
  • Elenco: Andrew Dice Clay - Dave Chappelle - Sam Elliott
  • IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

En esta nueva versión de la trágica historia de amor, Bradley Cooper interpreta a Jackson Maine, una estrella de música country en el declive de su carrera. Cuando conoce a una talentosa desconocida llamada Ally (Lady Gaga), los dos inician un apasionado romance y la ascendente carrera de Ally comienza a eclipsar la de su mentor y amante.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

Estrellas fugaces


Se trata de la cuarta versión de una historia ya clásica, la del artista veterano y alcohólico que ve cómo el ascenso al estrellato de su protegida ocurre en paralelo a su declive profesional y personal. La primera versión es de 1937, tuvo como protagonistas a Janet Gaynor y Fredric March y se ambientaba en el mundo de Hollywood; ganó el Oscar a la mejor historia original (de Robert Carson y William A. Wellman, que también dirigía). La primera remake llegó en 1954, la dirigió George Cukor y la protagonizaban Judy Garland y James Mason, quien también encarnaba a un actor veterano que guiaba a una actriz y cantante hacia la fama. La siguiente remake se ambientaba en el universo de la música, la dirigió Frank Pierson en 1976 y actuaban Barbra Streisand y Kris Kristofferson. Ganó el Oscar a la mejor canción original ("Evergreen").


Puede comprobarse que, a medida que el argumento se asentaba en el mundo de la música, los productores le confiaban el personaje femenino a mujeres que no sólo sabían actuar sino, sobre todo, cantar. Esa tendencia se confirma en esta tercera remake que aprovecha al máximo el talento vocal de Lady Gaga - nombre artístico de Stefani Joanne Angelina Germanotta -, una de las estrellas pop más exitosas de los últimos tiempos. Y la verdad es que la artista, que ya tenía algún antecedente como actriz (sobre todo en la quinta temporada de la serie American Horror Story), no sólo canta muy bien sino que también encarna muy bien el rol de Ally, una cantante desconocida pero con enorme potencial que es descubierta por Jack, una estrella de rock (más bien de música country, aunque con una clara veta rockera) en constante lucha con su alcoholismo.


No es difícil imaginar a la propia Lady Gaga en sus comienzos, intentando hacerse un lugar en la industria de la música y encontrando más de un obstáculo por su apariencia no convencional (Ally le cuenta a Jack que muchas personas con las que se encontró le dijeron que tenía una nariz demasiado grande). También buceando en algunos conflictos y dilemas muy humanos, como la inseguridad, la falta de autoestima, la determinación a la hora de perseguir los sueños, y los altibajos de una relación amorosa complicada. Porque Nace una estrella es, ante todo, una dura historia de amor con música, todo un melodrama, y como tal incluye varios momentos lacrimógenos y también algún golpe bajo.


Pero quien realmente triunfa, y por partida doble, es Bradley Cooper, quien no sólo está muy bien en el rol de Jack sino que además dirige, es co-autor del guion (junto a Will Fetters y Eric Roth), compone canciones y canta. Es muy interesante sobre todo su trabajo vocal, que combina una voz áspera cuando habla, propia de quien ha bebido demasiado, con una versión más limpia cuando canta, como si cantar alejara aunque sea fugazmente a Jack de su adicción y de sus efectos. Es la primera vez que este actor (conocido por películas como ¿Qué pasó ayer?, El lado luminoso de la vida y Escándalo americano) se pone tras la cámara, dando continuidad a una costumbre que han frecuentado con éxito estrellas como Robert Redford, Paul Newman, Kevin Costner, Robert De Niro, Mel Gibson y Clint Eastwood, quien lo dirigió en Francotirador, tal vez su rol más intenso hasta el momento.


No sería extraño que Hollywood premie su labor con el Oscar al mejor actor, luego de haber estado nominado durante tres años consecutivos (2013 a 2015). Después de todo se trata del mismo tipo de personaje, sufrido y carismático, que le valiera un Oscar a Robert Duvall en 1984 (por El precio de la felicidad) y otro a Jeff Bridges en 2010 (por Loco corazón). La combinación de música, alcohol y romance es una fórmula que sigue funcionando.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/19964