El vicepresidente

El vicepresidente

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: Vice
  • Dirección: Adam McKay
  • Género: Comedia dramática
  • Protagonistas: Christian Bale - Amy Adams
  • País: Estados Unidos Año: 2018
  • Duracion: 132
  • Elenco: Steve Carell - Sam Rockwell - Alison Pill - Eddie Marsan
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

El Vicepresidente, la nueva película del director de La gran apuesta (2015), explora cómo Dick Cheney (Christian Bale), un funcionario burocrático de Washington, se convirtió silenciosamente en el hombre más poderoso del mundo como vicepresidente de George W. Bush (Sam Rockwell), transformando al país y al mundo entero para siempre.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

La gran tragedia americana


Después de consagrarse como uno de los directores de comedias que, con mayor o menor éxito, parodiaba mejor algunas de las obsesiones del "estilo de vida americano" (los medios de comunicación en Anchorman: La leyenda de Ron Burgundy y su secuela; el mundo del deporte en Ricky Bobby - Loco por la velocidad; la familia disfuncional en Hermanastros (2008); el combate al delito en Policías de repuesto) - Adam McKay (Filadelfia, 1968) dio un paso más allá con sus dos películas más recientes: La gran apuesta (2015) y Vice (2018). En un punto siguen siendo dos ejemplos más en su disección de la cultura de poder que rige a los Estados Unidos, pero abordando en estos casos las dos mayores tragedias que han marcado no sólo la vida en ese país sino en gran parte del mundo en lo que va de este siglo: la economía y la geo-política. Algo así como el yin y el yang para el sistema político norteamericano.

 

Ambas películas, grandes favoritas de la crítica y de la industria como no lo habían sido ninguna de las anteriores, pueden perfectamente verse como un díptico por todo lo que comparten: no sólo su particular manera de explicar frente al público algunas cuestiones complejas, apelando a recursos narrativos varios como narradores que quiebran alevosamente la cuarta pared, gráficos en pantalla, flashbacks, flashforwards y congelamientos de la imagen al mejor estilo Martin Scorsese (particularmente el de Buenos muchachos y El lobo de Wall Street); un tono decididamente irónico, incluso lúdico (como cuando un diálogo entre dos personajes adquiere el estilo de una escena de Shakespeare), por momentos muy negro teniendo en cuenta que se está hablando de cosas verdaderamente terribles (como el desempleo y la pobreza de millones de personas, o la destrucción de países enteros con la excusa del combate al terrorismo); y la labor de dos estupendos actores como Christian Bale y Steve Carell en los roles principales.

 

Son, en definitiva, dos caras de la misma moneda, dos maneras de entender cómo y por qué funciona el capitalismo y qué convierte a Estados Unidos en uno de los países más cuestionados del mundo debido a su política exterior (sin tener que ver un documental de Michael Moore o leer a Noam Chomsky). Son, también, dos historias más que interesantes sobre personajes reales, que McKay tiene la habilidad de moldear como atractivos personajes de ficción, gracias a su particular destreza para escribir diálogos. Claro, en La gran apuesta tenía un reparto coral, que le ayudaba a revelar las distintas facetas de la gran crisis hipotecaria, si bien el mayor protagonismo recaía en Michael Burry (gran composición de Christian Bale), el gestor de fondos de cobertura que vio venir la hecatombe financiera de 2008. Un tipo seguramente insulso convertido en un gran personaje.

 

En el caso de Vice la tenían un poco más difícil, porque - al menos en apariencia - Dick Cheney debe ser una de las figuras más carentes de carisma en todo el espectro político estadounidense. Sin embargo, algo interesante había para contar sobre la vida de un matón borrachín criado en Wyoming, convertido en funcionario de la Casa Blanca en la era Nixon, luego en jefe de gabinete de Gerald Ford, congresista, secretario de Defensa de George Bush padre (primera guerra del Golfo) y vicepresidente de George Bush hijo (segunda guerra del Golfo). En otras palabras, uno de los políticos más influyentes en el gobierno de Estados Unidos de los últimos 50 años, además de empresario sagaz, estratega implacable y orquestador de dos guerras que generaron múltiples ganancias a las industrias armamentista, petrolera y de infraestructura, además de cientos de miles de muertos. Dos figuras aparecen como claves en esa trayectoria: la de Donald Rumsfeld (Steve Carell), su mentor político, secretario de Defensa del gobierno de Gerald Ford (de 1975 a 1977) y de George W. Bush (entre 2001 y 2006), y por supuesto la de Bush Junior (Sam Rockwell), otro borrachín como él, un bueno para nada convertido en presidente, en el que encontró la oportunidad perfecta para acercarse al poder como nunca antes.

 

Y por detrás de todo eso, una historia de amor: la de Cheney y su esposa Lynne (estupenda Amy Adams), una relación que marca toda la historia, la de Cheney y la del país. Es en este aspecto que el guion de McKay se permite humanizar a su protagonista, algo necesario cuando se trata de alguien que conduce el relato (y no es un mero villano, quiero decir). Por lo demás, Vice es implacable en su retrato de Cheney como típico bruto ávido de poder, quizás como forma de demostrarse a sí mismo que podía ser "alguien", contra todo lo que prometía en su juventud. En todas sus etapas, porque la película va y viene cronológicamente, el Cheney de Bale es otra estupenda composición del actor británico, ayudado por un gran trabajo de maquillaje y caracterización del personaje.

 

La película es muy consciente de que se dirige a un público mayormente liberal, que no espera precisamente un homenaje al ex vicepresidente, y hasta se permite alguna broma al respecto durante los créditos finales. Es el típico producto que aparece durante gobiernos conservadores como el de Donald Trump, como una lógica reacción del Hollywood más crítico hacia el sistema. No va a evitar que políticos como Cheney sigan en el poder, o vuelvan a ganar las elecciones, pero al menos permite decir unas cuantas verdades.

 


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/20490