Presenta:

Life
Hombres de mentes

Hombres de mentes

Todo público Ver comentarios
  • Titulo original: The men who stare at goats
  • Dirección: Grant Heslov
  • Género: Comedia
  • Protagonistas: George Clooney - Ewan McGregor
  • País: Estados Unidos-Inglaterra Año: 2009
  • Duracion: 1h34'
  • Elenco: Jeff Bridges - Kevin Spacey - Stephen Lang - Robert Patrick
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

El título original se refiere a unos “hombres que miran fijamente a las cabras”, lo cual de hecho sucede en esta comedia militarista supuestamente inspirada en eventos de la vida real tan increíbles que deben ser ciertos. Un reportero (Ewan McGregor) descubre un ala ultrasecreta del ejército estadounidense cuando acompaña a un enigmático operador de las Fuerzas Especiales (George Clooney) en una misión que alucinará las mentes.

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras…: Una comedia satírica y anti militarista mucho menos graciosa de lo que prometía. Así y todo, ninguna película que reúna a George Clooney, Ewan McGregor, Jeff Bridges y Kevin Spacey (y a un elenco de cabras rumiantes) merece ser descartada de plano.

Soldados paranormales

No es cosa fácil reírse de una situación dramática, sobre todo cuando se trata de un conflicto bélico desastroso que se ha cobrado cientos de miles de vidas inocentes. Algo así intenta esta película, inspirada en un libro de Jon Ronson, en cuyo comienzo se indica que hay más verdad en esto que lo que uno creería. Se sabe que la realidad, a veces, supera la ficción, y éste parecería ser uno de esos casos. En definitiva, y más allá de cuánto haya de verídico y cuánto de ficción en todo el asunto, la broma funciona a medias porque a esta altura uno está dispuesto a creer casi en cualquier disparate pergeñado por mentes militares motivadas por el fanatismo de ir a la guerra. Y porque, además, detrás de la broma se adivinan buenas intenciones a la hora de criticar el belicismo delirante del Pentágono y de las élites militares de Estados Unidos. Esta no es, entonces, una película que admirarán los patriotas.

Es un tema recurrente en la carrera de George Clooney, un actor, director y productor inquieto y liberal que ya había participado en una suerte de comedia bélica altamente crítica con la intervención estadounidense en el Golfo Pérsico (Tres Reyes, de 1999), si bien en aquel caso se trató de la primera guerra del Golfo, dictada por George Bush Sr. También se lo vio en Syriana, de Stephen Gaghan (2005), por la que ganó un Oscar como mejor actor de reparto interpretando a un veterano agente de la CIA que se descubre, de mala gana, en medio de un juego internacional de intereses relacionados con la explotación petrolífera. En Hombres de Mentes (simplificadora traducción de un original que literalmente se refiere a “hombres que miran cabras fijamente”) asume una caracterización que recuerda ligeramente a su Ulysses de ¿Dónde estás, hermano? (2000), de los Coen (bigotito a lo Errol Flynn, aire de desconcierto desencajado que revela cierto grado de paranoia), si bien el personaje es bastante diferente. Y se encuentra atravesando otro tipo de odisea.

Su Lyn Cassady es una especie de renegado o delirante (al principio cuesta establecer la diferencia), un militar de carrera que alguna vez integró un inusual comando bajo las órdenes de otro militar hippie encarnado nada menos que por Jeff Bridges (imaginen un “Dude” Lebowski de uniforme), con el sueño de conformar un ejército pacifista en comunión con la madre tierra y todo ese rollo. Desintegrado el proyecto por acción de un celoso militar conservador (Kevin Spacey), Lyn deambula en medio de la nueva guerra del Golfo – la de George Bush Jr. -, donde es interceptado por un periodista en busca de una buena historia (Ewan McGregor). Lo que comienza como una relación basada en la desconfianza mutua, deriva progresivamente – en parte debido a las peripecias que enfrentarán juntos – en una complicidad insospechada, capaz incluso de revivir aquel viejo sueño de un “Ejército de la Nueva Tierra” truncado por la incomprensión y el belicismo de las autoridades.

No hay que negar que el asunto tiene sus momentos graciosos, mérito más que nada del cuarteto de actores principales (cualquiera de ellos bien dotado para la comedia) y de un buen casting de mamíferos rumiantes... Pero al mismo tiempo no es menos cierto que el humor es más bien simplón y medio choto, lo que le hace perder efectismo. La dirección de Grant Heslov (también actor y habitual socio coproductor de Clooney) es correcta pero elemental; carece de la inspiración de un David O. Russell, con quien Clooney se habrá peleado (al parecer debido al mal trato del director hacia los actores) pero que hizo un gran trabajo de dirección en la cautivante Tres Reyes. Tampoco ayuda la recurrente y más bien retórica voz narradora de McGregor (¿por qué será tan frecuente que las películas deban ser contadas por uno de sus personajes, en lugar de permitir que fluya la narración por sí misma?).

Hombres de Mentes no es, finalmente, el interesante ejemplo de comedia satírica que prometía, pero tampoco merece ser descartada de plano. Después de todo, una película que propone desafiar el statu quo (en particular desde el interior de una institución tan conservadora como el ejército) no debería ser ignorada del todo.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/555