Presenta:

Life
Tropa de élite

Tropa de élite

+18 años Ver comentarios
  • Titulo original: Tropa de elite
  • Dirección: José Padilha
  • Género: Drama-Policial
  • Protagonistas: Wagner Moura - André Ramiro
  • País: Brasil Año: 2007
  • Duracion: 1h55'
  • Elenco: Caio Junqueira - Milhem Cortaz - Fernanda Machado
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Río de Janeiro, 1997. El Capitán Nascimento (Wagner Moura), de Tropa de Elite de la Policía Militar, se encuentra en crisis: su primer hijo está por nacer y él tendrá que asumir una misión peligrosa en medio del conturbado mundo de las favelas cariocas y del tráfico de drogas. Para dejar la línea del frente tendrá que encontrar un sustituto de su categoría.

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras…: Un ejercicio cinematográfico formidable, crudo y realista, cuyo mayor logro si se quiere es invitar a la reflexión sobre uno de los temas más candentes de la actualidad: el combate a la violencia y el crimen en las grandes urbes.

Balas que pican demasiado cerca

El debut en largometrajes del director brasileño José Padilha se puede analizar desde varios lugares. Si hablamos específicamente de cine, estamos ante una película entretenida, contundente, bien narrada, con un ritmo sumamente ágil y con facetas técnicas en cuanto a actuaciones, música y fotografía realmente calificadas. Si bien estos rubros ya de por sí hablan de un estimable trabajo, lo más importante -y que transforma a Tropa de Élite en un filme de verdad valioso e imperdible- pasa por la forma en que logra el cometido de generar profundas y valederas reflexiones. Al mismo tiempo, estas cavilaciones disparan una polémica cargada de matices y, por su temática, rigurosamente actual.

En un tono cercano al documental, y apelando reiteradamente a la voz en off del coronel Nascimento (interpretado notablemente por Wagner Moura), integrante del BOPE (una especie de super policía integrada por agentes elegidos en base a su inteligencia, valor y catadura moral) se nos cuentan sucesos relacionados a todo lo que se desató cuando se anuncia en 1997 la visita del Papa Juan Pablo II a Río de Janeiro. Como su santidad opta por un hospedaje cercano a la favela Providencia, las altas esferas recurren a la mencionada BOPE, para que a cualquier precio -y realmente a cualquier precio- “se limpie” el lugar, con el fin de que no se escuche un solo disparo durante la estadía del sumo pontífice en la “cidade maravilhosa”.

Esta áspera y perturbadora historia, que está basada en un libro homónimo de Luiz Soares, André Batista y Rodrigo Pimentel, más allá de mostrar el grado de corrupción, violencia e hipocresía imperante en la sociedad actual, pone sobre la mesa como cuestión fundamental la dudosa efectividad de los métodos usados para combatir tales males, brindando una visión pesimista y que tiende a la idea de que, más allá de las buenas intenciones, probablemente sea demasiado tarde como para que las cosas mejoren.

Si bien estos temas son comunes a la mayoría de las sociedades (vaya si hemos empezado a saberlo los uruguayos, por ejemplo…), la brasileña, con sus desigualdades enormes, ha sido y es un medio especialmente propicio para que prime la mentalidad de sobrevivir como sea, con la ley del más fuerte como emblema. Estas cuestiones contribuyen a que cada vez sea mayor el desarrollo de una mentalidad tan general en estos tiempos y que los sociólogos llaman individualismo utilitario. Este tipo de comportamientos no sólo genera delincuencia, violencia o corrupción, sino que afecta de diversas maneras a todas las capas sociales y económicas. Esa concepción de la vida, que con más prisa que pausa tira abajo códigos y valores, hace que cada quien en su medio y hasta en sus acciones cotidianas no repare en métodos con tal de lograr sus fines.

En la película todo esto está muy bien retratado, y en verdad no se salva nadie. No se salva quien no ha tenido oportunidades y se sumerge -a veces a manera de excusa- en la delincuencia para sobrevivir, no se salvan los políticos, no se salva la iglesia, no se salva la policía corrupta, no se salvan los que mandan a esa policía corrupta, y tampoco los que teóricamente están por fuera de estos temas, pero que con sus actitudes y formas de vida hipócritas fomentan y financian lo que tanto dicen condenar.

Se ha dicho que este filme es la contracara de Ciudad de Dios (2002), donde la historia se centraba en las andanzas de un jefe narco en una favela. No estoy totalmente de acuerdo. En mi opinión, Tropa de Élite sí podría oficiar como un complemento (valioso por sí mismo) de la también excelente cinta de Fernando Meirelles, planteada con más violencia aún en sus imágenes pero con mayor lirismo en su mensaje. En la película que nos ocupa, la perspectiva la aporta alguien que está del lado “de la autoridad”, con sus propios valores, miedos y formas de ver la realidad, lo que no quiere decir en absoluto que estemos ante un desarrollo temático fascistoide, al mejor (o peor) estilo del cine de Rambo o Steven Segal, por ejemplo. En este caso, el blanco y negro no existe, no hay super hombres y por ende la reflexión que se genera parte desde lugares realistas y auténticos.

Más allá del fatalismo y el pesimismo que sobrevuelan en la forma en que se relatan los hechos, el debate está abierto. Debate que oficia como única ventana de salida, y que brinda la posibilidad de que, entre varios puntos de vista y múltiples ideas, aparezca un rayo de luz. Ojalá.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/709