El buen pastor

El buen pastor

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: The good shepherd
  • Dirección: Robert De Niro
  • Género: Drama-Thriller
  • Protagonistas: Matt Damon - Angelina Jolie
  • País: Estados Unidos Año: 2006
  • Duracion: 167'
  • Elenco: William Hurt - Alec Baldwin - John Turturro - Robert De Niro
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

El film relata la vida de Edward Wilson (Matt Damon), joven honrado y discreto, graduado de la Universidad de Yale, cuyas cualidades lo convierten en candidato ideal para ser miembro de la recién fundada Oficina de Servicios Estratégicos (predecesora de la CIA). Al ingresar a la agencia, sus ideales se transforman y todo se vuelve sospecha bajo la paranoia reinante en plena Guerra Fría. Con el tiempo, y mientras crece su desconfianza en todo y en todos, su devoción por el trabajo terminará por enfrentarlo a sus ideales y a su propia familia.

Publicidad

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Una atrapante intriga que retrata los orígenes del servicio de inteligencia norteamericano (CIA). Notables reconstrucción de época y fotografía, y muy buen elenco.

Una de espías

Hacía 13 años que Robert De Niro no se ponía detrás de la cámara (su debut como director fue Una Luz en el Infierno, de 1993), y en esta segunda experiencia se muestra como un narrador hábil que parece haber aprendido bastante de sus maestros; después de todo estamos hablando de un actor que trabajó a las órdenes de algunos de los mejores cineastas norteamericanos de las últimas décadas, entre ellos Martin Scorsese y Francis Ford Coppola.

Precisamente Coppola aparece como uno de los productores ejecutivos de este thriller político sobre la gestación de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, que es al mismo tiempo una historia de espías, una saga familiar, y también un paneo (si bien superficial) sobre casi 40 años de historia norteamericana. Algunos de esos ingredientes pueden encontrarse en la trilogía de El Padrino (1972-1974-1990), obra maestra de Coppola -sobre todo si cambiamos la palabra “espionaje” por “mafiosos”-, pero también es posible hallar semejanzas en el estilo que De Niro opta utilizar esta vez. Si en Una Luz en el Infierno (una crónica del Bronx escrita por el también actor Chazz Palminteri) el novel director adoptaba un registro urgente y realista, similar al que Scorsese imprimió a su barrio de la juventud en Calles Salvajes (1973), en El Buen Pastor De Niro (que como actor se reserva un pequeño papel secundario) se la juega por una puesta en escena más ambiciosa, más fría e impresionista, con constantes sombras y contraluces que ocultan o recortan a los personajes. Casi todo sucede en la oscuridad, al final de algún pasillo desolado o entre cuatro paredes poco acogedoras. Al igual que la saga de los Corleone, esta película cuenta con impecables diseño de producción (a cargo de Jeannine Oppewall) y fotografía (de Robert Richardson), que refuerzan visualmente el clima opresivo en que se va hundiendo el protagonista.

El guión de Eric Roth (ganador de un Oscar por Forrest Gump y experto en tensas intrigas, como El Informante y Munich) comienza con la frustrada invasión a Bahía de Cochinos, en 1961, que intentó derrocar al gobierno revolucionario de Fidel Castro, y retrocede en el tiempo hasta la década de 1930, cuando el prometedor Edward Wilson (un joven marcado por el suicido de su padre) es reclutado primero por una sociedad secreta universitaria (uno de esos oscuros antros integrados por hombres blancos, conservadores y protestantes) y luego por la naciente Oficina de Servicios Estratégicos (predecesora de la Oficina Central de Inteligencia, o CIA). A medida que Wilson se convierte en un experto agente de inteligencia, y que su país declara la Guerra Fría al comunismo soviético, también crece su paranoia y su aislamiento de los entornos sociales, en particular su propia familia (esposa e hijo) para la cual siempre ha sido una presencia lejana, casi extraña.

A pesar de su extensa duración, la película no parece tener un minuto de sobra. El relato es apasionante, sobre todo si a uno le entretienen esas historias en las que hombrecillos de sombrero y traje oscuro se miran seriamente e intercambian frases del tipo “mañana será un hermoso día para ir a la playa”, o “si quiere puede atarse los cordones”, que por supuesto quieren decir cosas como “está todo listo para iniciar la invasión mañana” y “si le parece bien puede dar la orden de que me maten”. Es bien interesante el retrato de la personalidad silenciosa y atormentada de Wilson (a quien Matt Damon compone casi en el mismo registro con que interpretó a Tom Ripley). Así como también el de las contradicciones y los abusos que marcaron la gestación de la CIA, donde no se oculta el uso de la tortura (una práctica sostenida hasta hoy en el marco de la “guerra contra el terrorismo”) ni la ambigüedad de un mundo cambiante en el que los enemigos de hoy pueden ser los amigos de mañana, o viceversa.

El elenco secundario es excelente, con puntos altos en John Turturro, Billy Crudup y Eddie Redmayne (que encarna a Edward Wilson Jr.), aunque ya no puedo mirar a Angelina Jolie sin pensar en qué país del Tercer Mundo estará ahora mismo eligiendo a su próximo hijo adoptivo. De Niro se da el lujo de resucitar a Joe Pesci para una única escena (actuaron juntos a la orden de Scorsese en Toro Salvaje, Buenos Muchachos y Casino) y hasta aparece Marcos Cohen, un actor uruguayo radicado en Nueva York, en el brevísimo rol de un líder guatemalteco a punto de ser derrocado.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/1122

Publicidad

Publicidad