Perdida (2014)

Perdida (2014)

+18 años Ver comentarios
  • Titulo original: Gone girl
  • Dirección: David Fincher
  • Género: Drama-Misterio
  • Protagonistas: Ben Affleck - Rosamund Pike
  • País: Estados Unidos Año: 2014
  • Duracion: 149'
  • Elenco: Neil Patrick Harris - Tyler Perry - Carrie Coon - Kim Dickens
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Coincidiendo con su quinto aniversario de boda, Nick Dunne (Ben Affleck) informa que su bella esposa Amy (Rosamund Pike) ha desaparecido. Bajo la presión de la policía y un creciente frenesí de los medios, el retrato de Nick de un matrimonio feliz empieza a desmoronarse. Pronto sus mentiras, engaños y comportamiento extraño hace que todo el mundo se pregunte: ¿acaso Nick Dunne ha sido capaz de matar a su esposa?

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Perdida delinea con inteligencia un estudio de personajes mucho más complejo y atractivo que la mera trama policial que parecía.

La verdadera víctima

Sin ánimo de adelantar nada que el espectador no deba saber antes de ir a ver esta película, hay dos aspectos difíciles de obviar a la hora de analizar Perdida: uno son los dos planos que abren y cierran la película, idénticos en su formulación visual y en contenido (qué - o mejor dicho, a quién - vemos en pantalla) pero radicalmente opuestos en significado, sobre todo ante la información que el espectador tiene al comienzo y al final de la historia. El otro es el giro drástico de los acontecimientos que promedia la película. No conviene agregar nada más.

Excepto, quizás, esto: Perdida está lejos de ser otro thriller sobre un caso policial cuyas sospechas recaen en el personaje más obvio. Basada en una exitosa novela de Gillian Flynn (y adaptada por su propia autora), presenta una anécdota que bien podría ser material para un capítulo de "Without a Trace": esposa perfecta desaparecida de su perfecta casa de suburbio, justo en ocasión del quinto aniversario de la pareja. A poco de iniciarse la investigación policial, a cargo de una sagaz detective (Kim Dickens), el marido perfecto de la víctima (Ben Affleck, tan inexpresivo y eficaz como siempre) parece no ser tan inocente como se presenta ante las autoridades. La detective sospecha, los suegros sospechan, hasta su fiel y confidente hermana (Carrie Coon) sospecha. Y el espectador, obviamente, también sospecha.

En gran parte, esas sospechas (incluyendo las nuestras) se ven alimentadas por esa voz en off inteligentemente intercalada en la narración, que sale de las páginas de un diario íntimo meticulosamente escrito a lo largo de esos cinco años de vida matrimonial. Una vida que, como se verá, dista de ser lo perfecta que aparenta al comienzo. Pero casi nada prepara (ni al espectador ni a los personajes) para la revelación que acontecerá promediando la película. A partir de allí, la historia claramente es otra. No conviene agregar nada más.

Salvo, quizás, que la verdadera víctima puede ser otra. Pero lo que convierte a Perdida en un thriller muy interesante no es tanto la resolución del caso, o las capas de cebolla que irán cayendo ante los inquietos, sorprendidos, incluso shockeados ojos del espectador. Lo que Flynn propone es una mordaz mirada a un fenómeno de estos tiempos: la justicia ejercida por los medios de comunicación y sus comentaristas, por las opiniones del público en las redes sociales, que pueden linchar públicamente a un individuo en base apenas a un gesto, a un cliché o a un comportamiento no acorde a lo que se espera. Un fenómeno tenebroso, que convierte a esa masa extraña que es la "opinión pública" en un jurado capaz de definir, con absoluta frivolidad, quién es culpable de qué y por qué.

Se trata de una mirada con un dejo claro de ironía. Una ironía bastante inusual en la filmografía de David Fincher, quien se caracteriza sobre todo por asuntos policiales más oscuros, a veces bordeando lo sórdido (Pecados capitales, Zodíaco, La chica del dragón tatuado), pero que cada tanto aparece y deja su marca (El club de la pelea, Red social). Perdida está a medio camino entre ambas corrientes, delineando con inteligencia un estudio de personajes mucho más complejo y atractivo que la mera trama policial que parecía. De ese ambiente enrarecido emerge inquietante la presencia de Rosamund Pike, esa "chica ida" que señala el título original y que adquiere - a la luz de los acontecimientos - más de un sentido.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/11761