Boyhood: momentos de una vida

Boyhood: momentos de una vida

+15 años Ver comentarios
  • Titulo original: Boyhood
  • Dirección: Richard Linklater
  • Género: Drama
  • Protagonistas: Patricia Arquette - Ellar Coltrane
  • País: Estados Unidos Año: 2014
  • Duracion: 165'
  • Elenco: Lorelei Linklater - Ethan Hawke - Elijah Smith
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Filmada durante breves períodos a lo largo de 12 años, Boyhood es una innovadora experiencia cinematográfica que narra el paso desde la niñez hasta la adultez de Mason (Ellar Coltrane), quien literalmente crece ante nuestros ojos. Es también la historia de su familia, que incluye a sus padres (Patricia Arquette, Ethan Hawke) y a su hermana Samantha (Lorelei Linklater), a través de los años. Premio al mejor director en el Festival de Berlín 2014.

Publicidad

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Una obra épica y simple (si acaso eso es posible), salida de las entrañas y el corazón de un autor verdaderamente independiente y maduro.

Cápsulas del tiempo

Estados Unidos ocupó Irak y Afganistán. Harry Potter se convirtió en la franquicia cinematográfica y literaria más exitosa de la historia. Eminem y Jorge Drexler ganaron un Oscar. Empezó American Idol. Se completó el Proyecto Genoma Humano. Se lanzaron Facebook, YouTube, Twitter e Instagram. George Lucas estrenó el capítulo seis de La Guerra de las Galaxias. Apple lanzó el iPhone. Barack Obama se convirtió en el primer presidente negro en la historia de los Estados Unidos, y Pepe Mujica en el primer ex tupamaro en llegar a la presidencia en Uruguay. Murieron Michael Jackson, Steve Jobs, Marlon Brando y Whitney Houston. James Cameron estrenó Avatar y superó el éxito de Titanic. Terminaron Lost y Los Soprano, empezaron Breaking Bad y Game of Thrones...

Eso es apenas una muestra de todo lo que ocurrió en el mundo (y en Uruguay) mientras Richard Linklater filmaba su mejor película hasta el momento. Fue en setiembre de 2001 (poco antes o después de la caída de las torres) que el director planteaba por primera vez la idea a sus financiadores, quienes decidieron apoyarlo con 200.000 dólares anuales para filmar, durante breves períodos a lo largo de 12 años, la vida de una familia estadounidense desde la perspectiva de su hijo mejor. Y el resultado - parcialmente autobiográfico - es asombroso por su sencillez, por su riesgo, por su sobriedad narrativa y complejidad de producción que lo convierten en un proyecto único. Porque podía salir mal, podía ocurrir un desastre, pero todo se alineó y - mientras el propio Linklater y el resto del equipo seguían con sus vidas y sus otros proyectos - Boyhood fue, poco a poco, año a año, haciéndose realidad. Pacientemente, el material se fue acumulando, capturando el crecimiento y envejecimiento en pantalla de sus personajes, y también - y sobre todo - el fortalecimiento de sus vínculos y su maduración como seres humanos.

En estos tiempos de urgencias, donde todo tiene que ser ya, donde si no respondés de inmediato un sms o un mail está todo mal, donde una película del año pasado ya es considerada "vieja", el desafío de Richard Linklater es admirable. Se trata de capturar ni más ni menos que el paso del tiempo, como en pequeñas cápsulas, y lo que éste va generando en las personas casi sin que nos demos cuenta. Entonces, esta íntima saga familiar (que tiene varios puntos de contacto con otra película admirable como El árbol de la vida, si bien Terrence Malick está en las antípodas de Linklater como director) es también un repaso por 12 años de historia, pasando por cambios políticos, sociales y culturales como la guerra de Irak, Obama, Facebook y Harry Potter, pero siempre desde la perspectiva íntima y personal de Mason Jr. (Ellar Coltrane), que tiene una hermana mayor (Lorelei Linklater, hija del director) y unos padres divorciados e imperfectamente perfectos: Olivia (una bellísima Patricia Arquette, en el papel de su vida), que tiene una gran habilidad para conseguirse malas parejas pero es excelente profesora; y Mason (Ethan Hawke, viejo cómplice del director), un padre errante, honesto, quizás inmaduro pero cariñoso, y siempre presente a pesar de las distancias.

Los juegos, las peleas, las mudanzas, las separaciones, las angustias, los primeros amores, la búsqueda de una vocación, la identidad en constante formación, aparecen en breves pero intensos momentos siempre capturados con gran naturalidad por Linklater y sus actores. Hay un gran trabajo de montaje de Sandra Adair (otra vieja colaboradora del director) que logra no sólo generar un fluir narrativo sino darle a cada momento (a cada encuentro, a cada charla, a cada despedida y a cada silencio) el tiempo justo en pantalla. Una hermosa colección de canciones acompaña musicalmente el período histórico, desde Coldplay hasta Arcade Fire.

Boyhood es un gran logro para un director que ya nos había comprado con su excelente trilogía romántica (Antes del amanecer/Antes del atardecer/Antes de la medianoche), filmada a razón de un capítulo cada nueve años. Pero esto es otra cosa. Es una obra épica y simple (si acaso eso es posible), salida de las entrañas y el corazón de un autor verdaderamente independiente y maduro.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/11762

Publicidad

Publicidad