Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)

Birdman o (La inesperada virtud de la ignorancia)

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: Birdman or (The unexpected virtue of ignorance)
  • Dirección: Alejandro González Iñárritu
  • Género: Comedia dramática
  • Protagonistas: Michael Keaton - Zach Galifianakis
  • País: Estados Unidos-Canadá Año: 2014
  • Duracion: 119'
  • Elenco: Edward Norton - Andrea Riseborough - Amy Ryan - Emma Stone
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Birdman es una comedia de humor negro con toques fantásticos que cuenta la historia de cómo Riggan Thomson (Michael Keaton), un actor famoso por haber interpretado años atrás a un superhéroe icónico, lucha por montar una obra en Broadway que lo devuelva a los primeros planos. En los días previos a la noche de estreno, además de lidiar con su ego, intenta recuperar a su familia, a su carrera y a sí mismo.

Publicidad

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Una vez más, González Iñárritu - aparte de dejarnos bien en claro que es el director de la película - esboza y viste notablemente una muy buena idea; el desarrollo, y lo que al fin de cuentas resulta la historia, es otra cosa.

Demasiado vuelo

Un caso especial el del director mexicano Alejandro González Iñárritu. No puede negarse que los temas que aborda en sus películas son por demás interesantes y profundos, y que se mete en asuntos crudamente vigentes. Amores perros (2000), Babel (2006) y la injustamente maltratada por la mayoría de la crítica Biutiful (2010) podrían ser los ejemplos más claros al respecto. También hay que admitir que su cine es en cierto modo diferente, atractivo por momentos, pero también que algunos excesos le impiden a su obra dar un salto de verdad importante. O al menos es exagerada la manera de querer hacer notar el papel del director en el trabajo. Estamos ante un cineasta que indudablemente no conjuga con aquello de lo sublime de lo pequeño, y con el perfil bajo.

Vale mencionar que, ingeniosamente, alguien puso el mote de "los tres chiflados" a los directores mexicanos más nombrados y laureados del momento. Además de González Iñárritu, integran el terceto el más taquillero de los tres, Guillermo del Toro (Cronos, El laberinto del fauno) y Alfonso Cuarón (Niños del hombre, Gravedad, por la que ganó el Oscar 2014 a mejor director). En tren de comparaciones bien podríamos poner a Cuarón (su cine, por llamarlo de alguna manera, bien podría tildarse de "clásico") en el extremo opuesto al de González en lo que a estilo se refiere.

La trama de Birdman podemos resumirla en pocas palabras: una actor que fue muy famoso en la piel del superhéroe que da nombre al film, intenta - 20 años después - demostrar que es también un actor de teatro de relieve con una obra puesta en Broadway sobre texto de Raymond Carver. Algo así como pasar de Batman a Chejov. Las coincidencias y similitudes, esta vez, no son casualidad.

La actuación de Michael Keaton es excelente. Estaría bien si el Oscar como mejor actor va para él. No puedo decir lo mismo del resto de las nominaciones que la película ostenta. El elemento fundamental por el que en mi opinión la película se queda solo en un buen intento que no termina de dar en la tecla (notablemente realizado, eso sí, con otra gran labor del director de fotografía Emmanuel Lubezki, ganador del Oscar por Gravedad) tiene que ver con los excesos antes mencionados en esta nota.

No poniendo la vara muy alta, puede pasarse a segundo plano que en situaciones donde se pierde un poco el hilo el relato no es del todo fluido ni coherente (¿alguien puede decirme qué peso y qué rol cumple en la historia la amante supuestamente embarazada?); que la deliberada e ilusoria intención de que la mayoría del film parezca producto de una sola secuencia no funcione del todo; y hasta que la sobreactuación de, en especial, Naomi Watts y Zach Galifianakis sea demasiado notoria. Y qué decir de esa batería omnipresente que suena constantemente...

Lo que sí es realmente decisivo y es en donde se le va la mano en serio a González es en la caricatura y en el estereotipo en que el guión hace caer a los personajes que rodean al protagonista. Si a alguien no necesariamente vinculado al cine le pidieran que a brocha gorda diseñe una gama de personajes como los que se ven en pantalla, reconoceríamos sin demasiada dificultad a quienes rodean al personaje de Keaton, a saber: drogadicta en recuperación, actor talentoso y soberbio, crítica de teatro sabelotodo, productor que hace todo lo posible para satisfacer a "la estrella", y ex esposa comprensiva y ejemplar (que, dicho sea de paso, aparece y desaparece sin demasiada justificación).

Estos clichés tan notorios le quitan profundidad y filo a momentos en los que se trata de apelar al humor negro para criticar la manera superficial y cholula con que se comporta el público y la gente que camina por la calle fuera del teatro, y a la dependencia tan vigente de ser "alguien" solamente si se aparece determinada cantidad de veces en las redes sociales.

Una vez más, González Iñárritu - aparte de dejarnos bien en claro que es el director de la película - esboza y viste notablemente una muy buena idea; el desarrollo, y lo que al fin de cuentas resulta la historia, es otra cosa. Una vez más.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/12126

Publicidad

Publicidad