Las confesiones del Sr. Schmidt

Las confesiones del Sr. Schmidt

Todo público Ver comentarios
  • Titulo original: About Schmidt
  • Dirección: Alexander Payne
  • Género: Comedia dramática
  • Protagonistas: Jack Nicholson - Hope Davis
  • País: Estados Unidos Año: 2002
  • Duracion: 125'
  • Elenco: Dermot Mulroney - Kathy Bates
  • IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Warren Schmidt (Jack Nicholson) tiene 66 años y ha llegado a varias encrucijadas en su vida, todas al mismo tiempo. Para empezar se está jubilando de una vida de servicio como actuario en una compañía de seguros, y eso lo hace sentir completamente a la deriva. Además, su única hija Jeannie (Hope Davis) está a punto de casarse con un papanatas (Dermot Mulroney). Y su mujer Helen (June Squibb) muere repentinamente después de 42 años de matrimonio. Sin trabajo, sin esposa, sin familia, Warren está buscando desesperadamente algo que le de sentido a su vida. Comienza un viaje de auto-conocimiento a bordo de una casa rodante en la que había planeado con su mujer recorrer el país. Su destino final es Denver, donde espera llenar el vacío entre él y su hija, antes de la boda.

Publicidad

Comentario de Cartelera.com.uy

El viaje de Schmidt

En enero, Jack Nicholson obtuvo por About Schmidt el Globo de Oro al mejor actor dramático. Cuando subió a recibirlo, el gran Jack comentó con ironía que el premio lo sorprendía porque él pensó que habían hecho una comedia. En realidad Jack debe ser consciente de que su película transita una línea muy delgada entre el drama y la comedia. Y eso el espectador lo percibe, porque pasa por momentos de verdadero humor, sobre todo en la descripción inicial del personaje protagónico y su relación con el entorno, y deriva luego hacia notas de legítima emoción.

El de Schmidt es un viaje emocional en la mejor tradición narrativa (en el sentido de que describe la transición de un personaje desde un estado interno a otro), que se retroalimenta a su vez de una de las mejores tradiciones del cine norteamericano: la "road movie", o cine de carreteras. Que con el paso de los años ha dejado de ser exclusividad de Hollywood, como lo demuestra -por ejemplo- el viaje que emprende Dora (Fernanda Montenegro) en la emotiva Estación Central.

El viaje de Warren Schmidt es también una disección a través de la "América profunda", como se le suele llamar al interior de los Estados Unidos. Horizontes descampados, rutas interminables, pequeñas ciudades suburbanas repletas de almacenes modernos pero vacíos de gente, construidos en terrenos donde antes se levantaban casas de familia como la que vio crecer a Warren, y que ya no existe. Sobre ese decorado del "sueño americano" es que el estupendo guión de Alexander Payne y Jim Taylor, basado en una novela de Louis Begley, ofrece el contraste de una vida gastada. Warren Schmidt está en ese período en que la gente (uno supone) comienza a sentir la necesidad de hacer un balance y hacer cuentas consigo mismo, y que al mirar atrás se cuestiona si ha valido la pena.

En ese sentido, es un hallazgo narrativo la correspondencia (en principio unilateral) que el protagonista establece con un niño de Tanzania del que se convierte en "padre adoptivo a distancia", porque permite activar una voz reflexiva que funciona como narración en off pero que nunca suena forzada, o innecesaria. Y también es muy hábil la dosificación de ese recurso, que hace su aparición cuando es necesario y que, en otros momentos, simplemente deja que las imágenes o la propia interacción del protagonista con otros personajes cuenten la historia.

About Schmidt es sin duda el trabajo más maduro del director Payne, cuyas películas anteriores sólo se conocieron en Uruguay a través del video: Citizen Ruth (1996) y Election (1999), esta última una estupenda comedia sobre elecciones estudiantiles. Schmidt es un trabajo con ciertos riesgos, porque Payne se encuentra exactamente del lado opuesto a los directores hollywoodenses de moda: planos fijos, tomas largas, un ritmo pausado y una sutil observación de sus personajes, sin estridencias ni grandes revelaciones. Un estilo que puede desconcertar a más de un espectador acostumbrado a otras velocidades, y hasta conducirlo al hastío.

A ese estilo, por cierto, le cae muy bien la controlada labor de Nicholson. Su composición de Warren Schmidt es uno de sus trabajos más sensibles, quizá porque parece vivir la verdadera situación de su personaje en lugar de ofrecer un show de Jack Nicholson (lo cual no está nada mal cuando lo hace, pero hubiera estado fuera de lugar en esta película). Junto a él hay un elenco muy bueno dentro del cual brilla con luz propia la genial Kathy Bates, de quien nos acordaremos cada vez que pongamos un pie en un jacuzzi.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/155

Publicidad

Publicidad