27 bodas

27 bodas

  • Titulo original: 27 dresses
  • Dirección: Anne Fletcher
  • Género: Comedia romántica
  • Protagonistas: Katherine Heigl - James Marsden
  • País: Estados Unidos Año: 2007
  • Duracion: 107'
  • Elenco: Malin Akerman - Judy Greer - Edward Burns
  • IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Jane (Katherine Hiegl) es una mujer idealista, romántica y completamente desinteresada… y una eterna dama de honor cuyo propio camino hacia el altar no se ve por ningún lado. Pero cuando su hermana más joven (Malin Akerman) captura el corazón de su jefe (Edward Burns) –del que está secretamente enamorada- Jane empieza a re-examinar su vida.

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras…: Una mezcla de Experta en Bodas y La Boda de mi Mejor Amigo, pero sin la suficiente gracia. Katherine Heigl no es Julia Roberts, aunque tiene su encanto.



Experta en bodas



En su constante necesidad de renovación de íconos, parece que Hollywood ha encontrado una buena candidata para suplir a Meg Ryan, Julia Roberts, Sandra Bullock y Drew Barrymore. Es decir, su nueva posible heroína rosa. Habría que esperar dos o tres comedias románticas más para ver si se confirma, pero la chica viene bien perfilada. Ahora muchos la conocen por la serie Grey’s Anatomy, pero el primer rol importante de Katherine Heigl fue como hija de Gérard Depardieu en la remake americana de Mi Padre es un Héroe (1994), una película que de haber sido rodada en Argentina la hubieran protagonizado Guillermo Francella y probablemente Natalia Oreiro… Un momento, esa película sí se hizo, y se llama ¡Un Argentino en Nueva York!

Pero volviendo al tema en cuestión: Meg Ryan tuvo su Cuando Harry conoció a Sally (1989), Julia Roberts su Mujer Bonita (1990), Sandra Bullock su Mientras Dormías (1995), Drew Barrymore su Jamás Besada (1999)… y Katherine Heigl su 27 Bodas (hay quienes dicen que está mucho mejor en Ligeramente Embarazada, pero yo no la vi). Como vehículo donde mostrar sus encantos y sus dotes de comediante, no está mal, pero yo lo consideraría más bien la película de muestra que un agente le llevaría a un productor en busca de –ahora sí- una buena película.

No voy a caer en el típico comentario machista de que es una película “para mujeres”, pero ciertamente en la sala en que la vi me sentí parte de una minoría. Aunque lo admito: puedo disfrutar sin culpas de una buena comedia romántica de vez en cuando. Claro que 27 Bodas no es esa buena comedia romántica que quiso ser. Se nota que intentó parecerse demasiado a una combinación entre Experta en Bodas (con Jennifer López, que quiso ser una heroína rosa pero no llegó) y La Boda de mi Mejor Amigo, vehículo ideal para Julia Roberts, la reina del género. ¿Notaron que todos los títulos contienen la palabra “boda”? ¿Veremos algún día una buena comedia romántica donde, por ejemplo, nadie se case??

Acá no sólo hay una boda, sino varias. De hecho la película comienza con dos bodas simultáneas (sin contar la del prólogo de presentación, en la infancia de la protagonista) en una secuencia realmente muy cómica en la que Katherine se reparte el tiempo asistiendo alternadamente a dos casamientos muy diferentes en una misma noche. Es que a la mujer le encantan las bodas, nació para ser dama de honor, y en el transcurso de la película veremos si finalmente logra protagonizar la suya propia. ¿Alguien duda que sea así? Lo cierto es que asistiremos a un desfile de lugares comunes sumamente previsibles: un amor imposible (con el jefe Edward Burns), una tensa relación entre hermanas, la aparición de otro hombre con quien la protagonista se lleva muy mal (candidato ideal para terminar con ella), un padre viudo y comprensivo, una amiga consejera muy sarcástica y divertida, una noche de pasión no planeada, un alejamiento rencoroso, y una reconciliación pública (otra: ¿cuándo veremos una comedia romántica que no termine con la parejita besándose ante la mirada enternecida de un montón de extras?).

Pero esto no es La Boda de mi Mejor Amigo, una película con varios clichés pero sumamente divertida (y con uno de los mejores finales del género, ¡sin boda para la protagonista!). 27 Bodas tiene su gracia pero no la suficiente, y contiene un par de escenas de esas que te generan un poco de vergüenza ajena (ellos dos cantando y bailando en el bar, por ejemplo). Apenas la salvan la simpatía de Katherine, la estupenda Judy Greer (que es la amiga sarcástica y divertida, obviamente), el encanto de James Mardsen, que siempre luce muy cómodo en casi todo lo que hace (a diferencia de él, Burns luce como si le diera un poco de pudor laburar en esto), y un par de canciones.

Habrá que ver qué hace a continuación K., antes de que Anne Hathaway se consagre como la nueva heroína rosa.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/203