Amanda

Amanda

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: Amanda
  • Dirección: Mikhaël Hers
  • Género: Drama
  • Protagonistas: Vincent Lacoste - Isaure Multrier
  • País: Francia Año: 2018
  • Duracion: 107'
  • Elenco: Stacy Martin - Ophélia Kolb Kasapoglu - Marianne Basler - Jonathan Cohen
  • IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

La vida de la pequeña Amanda (Isaure Multrier), de siete años, se desarrolla tranquila y feliz. Su madre, traductora y maestra de inglés, y su algo irresponsable tío David (Vincent Lacoste), se ocupan de ella. No hay padre a la vista. Y de pronto una tragedia sacude su vida: su madre es brutalmente asesinada y David deberá hacerse cargo de ella solo, algo para lo que no se siente para nada preparado.

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

Tiempos de espanto y amor


David es un muchacho de 24 años que trabaja en el municipio de su localidad y también como arrendatario de algunos apartamentos próximos a su hogar. Su vínculo más cercano es su hermana mayor Sandrine, madre soltera de Amanda, una niña vivaz y muy apegada a su tío. Este panorama tiende a completarse cuando comienza una relación con una joven y bella inquilina de uno de los apartamentos que regentea. Mediante breves pero reveladores diálogos, nos vamos enterando que Sandrine y David fueron criados por su padre, que su madre los abandonó de pequeños, y que 20 años después, con la excusa del torneo de tenis (deporte que apasiona a David) en Wimbledon, los invita a Londres, ciudad en la que vive. David no se siente muy a gusto con la invitación, pero de todas formas no la rechaza del todo.


Todo lo narrado sucede en la primera media hora de una película que, durante ese lapso, asomaba como un trabajo poco original, bien narrado, amable y con una dosis no exagerada de costumbrismo. Todo cambia cuando, a raíz de un atentado terrorista, Sandrine muere y David, a la par de su propio dolor, tiene que hacerse cargo de su sobrina Amanda. El director Mikhaël Hers - aquí también coguionista junto a Maud Ameline - ya se había puesto en la piel de sobrevivientes de tragedias en su anterior Esa sensación de verano (2015), donde el cineasta ya mostraba virtudes ampliamente confirmadas en este caso.


A partir de esa media hora, y luego del momento del atentado, Hers hace gala de gran madurez y de un exacto y puntilloso equilibrio en el manejo de sentimientos, estados y dolores que torna al relato creíble y realista. A su vez, una tenue ligereza en el planteo evita que la historia caiga en el melodrama lacrimógeno, pero lejos está de quitar dramatismo y profundidad a momentos dolorosos y cruciales en la vida de personas a las que el destino sorprendió de tan desgraciada forma. Para que todo esto sea posible, era indispensable que el atentado y sus consecuencias más feroces no dominaran ni contaminaran la historia de tal forma que todo lo demás quedara de lado. Y bienvenido sea, ese "todo lo demás" pasa a ser el centro del relato. Tío y sobrina van aprendiendo a convivir entre ellos y también con el dolor, sin olvidar nunca que, a pesar de los pesares la vida sigue, con la esperanza como algo tangible y que vale la pena.


Este acierto en el tono es la verdadera hazaña del film. Pero no es la única. Una mirada medianamente atenta notará que las opciones de la cámara, en cuanto a qué mostrar y cómo, agregan hondura y sutileza. El peligro y la vigilia, por ejemplo, se manifiestan sutilmente en tomas de no más de 2 segundos, a distancia y generalmente desde lo alto. Lo mismo pasa con los colores elegidos en la vestimenta de los personajes o en las paredes de los edificios por donde la película transita (generalmente lejos del París más turístico). El amarillo reiterado previene ante el peligro y el rojo y el verde también cumplen sus roles consabidos.


El elenco también está a la altura. Vincent Lacoste (Lolo, En la cama con Victoria) compone brillantemente a su David y confirma que es uno de los actores jóvenes franceses de mayor talento. La debutante Isaure Multrier, en el rol de Amanda, es un dechado de sensibilidad y ternura, mientras que el resto acompaña correctamente, destacándose los cinco minutos de la italiana Greta Scacchi como la madre de David y Sandrine.


Sensible, esperanzadora pero también dolorosa, esta pequeña obra de arte está sindicada a estar entre lo mejor del año. En este año y en los otros también.


Por Pablo Delucis para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/23847