Ennio, el maestro

Ennio, el maestro

Todo público Ver comentarios
  • Titulo original: Ennio
  • Dirección: Giuseppe Tornatore
  • Género: Documental
  • Protagonistas: Ennio Morricone
  • País: Italia-Bélgica-Países Bajos-Japón Año: 2021
  • Duracion: 156'
  • Sitio oficial IMBD
  • Tipo: Documental

Ficha

Resumen

La nueva película del director de Cinema Paradiso es un retrato de Ennio Morricone, el compositor de cine más popular y prolífico del siglo XX, dos veces ganador del Óscar y autor de más de 500 partituras inolvidables. El documental presenta al Maestro a través de una larga entrevista realizada por Tornatore, testimonios de artistas y directores como Bernardo Bertolucci, Dario Argento, los hermanos Taviani, Roland Joffé, Oliver Stone, Quentin Tarantino, Bruce Springsteen, Hans Zimmer y Pat Metheny, entre otros, además de abundante música y material de archivo.

Publicidad

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

Música, maestro


La objetividad no juega mucho en esta reseña, escrita por un fan incondicional del maestro Ennio Morricone. Basta con decir que el primer CD que me compré, hace muchos años y en mi adolescencia, fue la banda sonora de Erase una vez en el Oeste (1968), una obra monumental y una de sus "tempranas" culminaciones. Se hace muy difícil hablar de "culminación" dentro de una filmografía que suma más de 500 películas y series de televisión, que incluye varios clásicos de la historia del cine, dentro de todos los géneros cinematográficos, y que muy tempranamente había revolucionado las reglas sonoras de un género como el western (con la célebre "trilogía del dólar" del director Sergio Leone). El maestro seguiría produciendo, componiendo, reinventando y reinventándose por los siguientes 50 años.

 

No cabe duda que se trata de uno de los mayores creadores del siglo XX (no sólo de la música, no sólo de la música para cine), y probablemente el compositor de bandas sonoras más popular y prolífico de la historia del cine (quizás junto a John Williams, con quien compartió el Premio Princesa de Asturias de las Artes en 2020, aunque para mi gusto Morricone le gana por goleada). Se dice que ha vendido más de 70 millones de discos, lo cual es un disparate para cualquier artista, más para un compositor de música para cine. Yo compré 8 o 9 de esos discos...

 

Todas las razones por las que amamos a Morricone están incluidas y profundizadas en este documental de su amigo Giuseppe Tornatore, para quien realizó una de sus composiciones más recordadas: la de Cinema Paradiso (1988). Sus orígenes, sus comienzos como gran arreglador de la música popular italiana, su genialidad creativa, su virtuosismo incansable, su capacidad para innovar y no copiarse a sí mismo (un mal frecuente en muchos compositores y que él supo evitar con bastante éxito). También su sentido de la experimentación y la instrumentación, su picardía compositiva (ver sino lo que compuso para los títulos de créditos de Pajaritos y pajarracos, de Pasolini, en 1966) y la admiración que le deparan los directores con los que colaboró (como Bernardo Bertolucci, Dario Argento, Terrence Malick, Lina Wertmüller, Roland Joffe, Oliver Stone, Barry Levinson y Quentin Tarantino) y colegas de la talla de Bruce Springsteen, Quincy Jones, Hans Zimmer, Joan Baez, Pat Metheny y John Williams.

 

Es muy difícil no emocionarse cuando Morricone revela los motivos por los cuales estudió música y aprendió a tocar la trompeta a instancias de su padre; cuando describe lo que significaba para él ser, frente a su maestro, "apenas" un compositor de música para cine; o cuando disecciona el proceso de composición de algunas de sus obras maestras, como La misión (1986), por la que estaba seguro que ganaría un primer Oscar que no llegó (en su lugar el premio fue para Herbie Hancock por Cerca de la medianoche). De hecho, es bastante increíble que, habiendo compuesto varias de las bandas sonoras más recordadas e icónicas de la historia del cine, cuente solo con 6 nominaciones al Oscar, entre 1978 (por Días del cielo, de Malick) y 2016, cuando finalmente lo obtiene por Los 8 más odiados, de Tarantino (le habían concedido uno no competitivo, en 2007, por el conjunto de su carrera).

 

Pero sobre todo es casi imposible no emocionarse (al menos si sos amante del cine y de la música) recordando generosos fragmentos de sus geniales composiciones: la ya mencionada "trilogía del dólar" o Érase una vez en el Oeste (ese sonido que es marca de fábrica del spaghetti western), los tambores de La batalla de Argelia (1966), la hermosísima La califa (1970), ese himno que es La balada de Sacco y Vanzetti (1971), el Romanzo que abre Novecento (1976), Érase una vez en América (1984), la ya mencionada La misión (1986), Los intocables (1987), de nuevo Cinema Paradiso (1988), etcétera, etcétera.

 

La música de Morricone nos ha quedado impregnada en nuestras emociones como espectadores y en nuestra relación íntima y personal con muchas de las películas que nos formaron. Es por eso que este retrato tan sentido agrega capas a esa relación, al permitirnos acercarnos a la personalidad y las obsesiones del hombre detrás de las notas, al creador de tanta belleza. Y, por supuesto, nos deja con ganas de más Morricone.

 


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/27061

Publicidad

Publicidad