La joven vida de Juno

La joven vida de Juno

+9 años Ver comentarios
  • Titulo original: Juno
  • Dirección: Jason Reitman
  • Género: Comedia
  • Protagonistas: Ellen Page - Michael Cera
  • País: Estados Unidos-Canadá Año: 2007
  • Duracion: 1h36'
  • Elenco: Jennifer Garner - Jason Bateman - Olivia Thirlby - Allison Janney
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Juno cuenta nueve meses en la vida de Juno (Ellen Page), una irreverente y audaz adolescente de 16 años que enfrenta un embarazo no deseado, fruto de una tarde de aburrimiento junto a su compañero de colegio Paulie Bleeker (Michael Cera). Juno decide dar su hijo en adopción a un joven matrimonio, compuesto por Vanessa (Jennifer Garner) y Mark Loring (Jason Bateman). Lo que sigue es una aventura divertida, tierna y emotiva. Nominada a cuatro Oscar, incluyendo mejor película, director y actriz (Page), obtuvo el premio al mejor guión original para la debutante Diablo Cody.

Publicidad

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras…: Una comedia fresca, inteligente y tierna que aborda temas delicados –como el aborto, el sexo adolescente y los embarazos no deseados- de manera desdramatizada e irónica. Excelente elenco (empezando por la increíble Ellen Page) y banda sonora.

Mimosa

Todo empezó en una línea de teléfono erótica. O al menos es donde Diablo Cody (seudónimo de Brooke Busey) estaba trabajando mientras escribía Juno, su primer guión. Antes y después también trabajó como stripper, oficio que inspiró su libro autobiográfico Candy Girl: a Year in the Life of an Unlikely Stripper. Original de Chicago, Illinois, se radicó luego con su novio –a quien conoció por internet- en los suburbios (“donde nadie se desnuda a menos que esté tomando un baño de burbujas”). Ahora vive en Los Ángeles, donde piensa proseguir con su carrera de guionista. Entre sus proyectos está adaptar al cine Candy Girl. No, ya no se desnuda por dinero.

Va a ser regocijante ver a Diablo Cody, con su aspecto de ex punk parcialmente domesticada, lenguaje mordaz y llena de tatuajes, subir al podio para recibir el Oscar al mejor guión original. Su visión de la vida en un suburbio típicamente estadounidense (como en su momento lo fue la de, por ejemplo, Alan Ball, el guionista debutante de Belleza Americana) viene siendo saludada como una bocanada de aire fresco en el cada vez más rutinario y predecible escenario hollywoodense. Es que ella no es un producto de Hollywood, y esperemos que no se convierta en uno. Es, ni más ni menos, una voz original que se sacó el gusto de escribir una historia que tenía ganas de contar, y con la cual llamó la atención de Jason Reitman (Gracias por Fumar), uno de los nuevos directores más prometedores. El resultado es la comedia más fresca, inteligente y tierna del año, algo que muchos han catalogado como la “Pequeña Miss Sunshine” de 2007 (lo cual no le hace justicia a ninguna de las dos películas, que tienen méritos propios).

Es cierto, sin embargo, que ambas vienen a llenar algo así como la “cuota de cine mainstream pero independentoso” del año (cine artísticamente “independiente” pero distribuido por un gran estudio, en ambos casos Fox Searchlight). Es un tipo de película que tiene su público y que suele ganarse el afecto de la crítica, que suele reconocer en ellas su modestia, su creatividad y su inteligencia. Es el típico producto “Sundance” que, al ser adquirido por una distribuidora internacional, llega a todo el mundo, por suerte. ¿Quiere decir esto que se trata de las películas más originales? No necesariamente, de hecho ninguna de ellas ha inventado nada ni en términos argumentales ni cinematográficos. Pero sí combinan varios ingredientes tradicionales de un cine popular y “amable”, que suele gustarle al público, de manera renovadora y efectiva.

Ver Juno, sino, que en su base podría ser algo así como una comedia romántica adolescente pero para adultos (aunque estoy seguro que también hay adolescentes inteligentes y sensibles a los que va a gustarle y mucho). Temas tan delicados como el sexo a temprana edad, el embarazo adolescente no deseado, la adopción o el aborto reciben, en manos de Diablo Cody, un tratamiento desdramatizado, natural, y sin embargo en ningún momento se ríe de ellos de manera irrespetuosa o frívola (hay, sí, una sutil tomadura de pelo al movimiento antiabortista en una escena impagable, pero incluso allí la mirada de Cody no es de censura sino simplemente irónica). Los personajes están observados de manera tierna y humana, aún dentro de sus contradicciones, ayudados por algunos de los mejores diálogos que se hayan visto u oído recientemente. Y por un elenco estupendo que los incorpora con aparente facilidad, desde veteranos experimentados como Allison Janney y J.K. Simmons (geniales) hasta los jovencísimos Michael Cera y Olivia Thirlby, sin olvidar la sorprendente ductilidad de Jennifer Garner (Alias).

Pero el alma de Juno le pertenece no sólo a Diablo Cody sino también a otra mujer de apenas 20 años: Ellen Page, la sorprendente revelación de Hard Candy (2005). Pequeña, lindísima, de vivaces ojos castaños, graciosa y creativa, si Ellen Page no existiera habría que inventarla (la última vez que escribí algo así fue cuando apareció Mirella Pascual en Whisky). Verla dándole vida a Juno es apenas el más visible de los placeres (la banda sonora es ciertamente el más audible) de esta película discreta y modesta, que costó 7,5 millones de dólares y ya lleva recaudados más de 100 sólo en su país de origen. Es un éxito realmente inesperado que genera sospechas, sobre todo de parte de los escépticos de siempre, pero a veces está bueno que el público vaya a ver las buenas películas.

Juno está destinada a convertirse en uno de esos clásicos “menores”, esas películas con las que te enganchás cada vez que la pasan en el cable aunque ya la hayas visto más de una vez. Como esas lindas canciones que uno vuelve a escuchar cada tanto, por el puro placer de un mimo.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/622

Publicidad

Publicidad