Lo imposible

Lo imposible

+12 años Ver comentarios
  • Titulo original: The impossible
  • Dirección: J. A. Bayona
  • Género: Drama
  • Protagonistas: Naomi Watts - Ewan McGregor
  • País: España Año: 2012
  • Duracion: 1h54'
  • Elenco: Tom Holland - Samuel Joslin - Marta Etura - Geraldine Chaplin
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

El 26 de diciembre de 2004 se produjo una de las catástrofes naturales más impactantes de los últimos tiempos: una serie de tsunamis de un poder devastador arrasó con las costas del sudeste asiático. Cientos de miles de vidas se perdieron, afectando a poblaciones y turistas de muchos países. Esta es la historia real de supervivencia de una familia que se encontraba disfrutando de unas soñadas vacaciones navideñas en Tailandia cuando sucedió lo imposible…

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Lo imposible debe ser uno de los ejemplos de cine catástrofe más angustiosos que se recuerden, porque se concentra en el drama humano más que en la espectacularidad de un evento trágico.

Fuerzas de la naturaleza

Si hay una cinematografía que se esfuerza permanentemente por emular a Hollywood es sin duda la española. Ver sino las ceremonias de entrega de los premios Goya y su burda imitación de los Oscar; o cómo los españoles han convertido prácticamente en causa nacional cada nominación al Oscar de algún compatriota, desde Pedro Almodóvar hasta Javier Bardem o Penélope (aunque esto es más entendible y no es exclusividad de los españoles). Pero quizás en lo que más se note es en las cada vez más frecuentes producciones de cine español rodadas en inglés con actores hollywoodenses, lo cual es sencillamente una manera de conquistar mercados internacionales haciendo, precisamente, lo que esos mercados esperan: películas de Hollywood, aunque hayan sido rodadas en cualquier otra parte con capitales de otro país. Se trata ni más ni menos que de una movida comercial: reconvertir el cine español en productos más rentables, haciendo el tipo de películas que el mundo quiere consumir, con los actores que el mundo conoce. Desde el punto de vista comercial tiene toda lógica, pero ¿qué dice eso de la identidad cultural de un país?

Quizás la tendencia la inauguró Los otros, de Alejandro Amenábar (2001), que fue un éxito internacional y que sigue siendo la película española mundialmente más taquillera de la historia. Le siguieron, entre otras, Ágora del propio Amenábar (2009), Enterrado de Rodrigo Cortés (2010) e Intruders de Juan Carlos Fresnadillo (2011), aún no estrenada en Uruguay. El último ejemplo es Lo imposible, que ya superó a Los otros en recaudación en España (no así en número de espectadores) a pesar de casi doblar su presupuesto. Se trata del nuevo éxito del director Juan Antonio Bayona (Barcelona, 1975), a quien no le había ido nada mal con su anterior El orfanato (2009), su primer largo.

Lo imposible narra la historia real de una familia española que se encontraba de vacaciones en Tailandia cuando sucedió el catastrófico tsunami del 26 de diciembre de 2004, que arrasó con las costas de gran parte del sudeste asiático. En la película, escrita por el mismo guionista de El orfanato, Sergio G. Sánchez, esa familia pasa a ser de otra nacionalidad por razones obvias, aunque el dato es un mero detalle. De lo que se trata - y es lo que finalmente inspiró a Bayona - es de contar la tragedia de una familia común y corriente que debió enfrentar la destrucción, la desolación y la muerte. Y eso es algo que - como lo demostró la propia catástrofe de 2004 - trasciende las nacionalidades y las clases sociales; todos somos vulnerables cuando nos arrastra la corriente.

Lo imposible debe ser uno de los ejemplos de cine catástrofe más angustiosos que se recuerden, porque se concentra en el drama humano más que en la espectacularidad de un evento trágico (para ser claros, no se trata de una película de Roland Emmerich). Bayona sabe cómo tensar al espectador - que sabe lo que le espera - desde el comienzo mismo, con una banda sonora que recrea el rugido del mar o la irrupción de un avión que atraviesa la pantalla. Luego, como la calma que antecede al temporal, dedica un ligero prólogo a presentar a los personajes y sus idílicas vacaciones navideñas. No se trata, al menos hasta ese momento, de personajes finamente construidos sino de viñetas esquemáticas y fácilmente reconocibles: papá, mamá y tres hijos varones. No hace falta saber más.

Cuando llegan las olas, comienza quizás la mejor parte de la película. No solo por la impresionante reconstrucción del tsunami y sus consecuencias, de un realismo abrumador, sino sobre todo porque a partir de allí sí comenzamos a conocer un poco más a los personajes, a fuerza de un contexto tan extraordinario como catastrófico. Es sumamente conmovedor el vínculo entre Maria y su hijo mayor, Lucas, quienes durante un gran tramo de la narración sólo se tienen uno al otro para sobrevivir y seguir adelante a pesar de la confusión, la destrucción y la incertidumbre respecto a la suerte de los otros miembros de la familia. Una vez más, Naomi Watts demuestra ser una de las mejores actrices dramáticas de la actualidad, trabajando con cada fibra y músculo de su cuerpo pero sobre todo con un registro emocional de gran intensidad. A su lado, es sorprendente la convicción que exhibe el debutante Tom Holland en el rol de Lucas.

La segunda mitad es menos interesante, más previsible y abunda en lugares comunes y golpes bajos emocionales que hasta entonces se habían evitado. Hay escenas que buscan dar un toque de trascendencia o de meditación sobre el espíritu humano (como esa en que aparece la veteranísima Geraldine Chaplin), algo que no era necesario dado que la propia historia de supervivencia y de coraje frente a la adversidad lo decían todo al respecto. De todos modos Lo imposible nunca deja de ser una película digna, sobre todo como exploración de cómo se ponen en juego las fuerzas de la naturaleza, ya sean tsunamis que arrasan con todo a su paso o seres humanos que se aferran a la vida como pueden.

Entre sus valores de producción y su convicción dramática (sobre todo durante la primera mitad), Lo imposible es otro ejemplo de que el cine español está produciendo algunas de las mejores películas de Hollywood.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/6759