Posesión infernal

Posesión infernal

+18 años Ver comentarios
  • Titulo original: Evil dead
  • Dirección: Fede Alvarez
  • Género: Terror
  • Protagonistas: Jane Levy - Shiloh Fernández
  • País: Estados Unidos Año: 2013
  • Duracion: 90'
  • Elenco: Jessica Lucas - Lou Taylor Pucci - Elizabeth Blackmore
  • IMBD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

En la nueva versión de Diabólico, la película de horror de culto de 1981, cinco amigos veinteañeros se albergan en una cabaña remota. Cuando descubren un Libro de los Muertos, sin querer invocan a los demonios ocultos que viven en los bosques cercanos, quienes poseen a los jóvenes sucesivamente hasta que sólo uno de ellos queda intacto y luchando por sobrevivir. Se trata del debut en el largometraje del realizador uruguayo Fede Álvarez, autor del hit de YouTube Ataque de pánico (2009).

Trailer

Comentario de Cartelera.com.uy

En pocas palabras...: Dudo que Evil dead sea "la experiencia más aterradora que vas a vivir", como promete la promoción de la película, pero sí hay que decir que estamos ante uno de los films más dignos que ha dado el cine de horror en mucho tiempo.

 

Síndrome de abstinencia

 

No la tenía fácil el uruguayo Fede Álvarez (Montevideo, 1978). Para empezar, debía cumplir con las expectativas de ser el primer director uruguayo en filmar una película de Hollywood (su primer largo, además) tras el suceso de su corto Ataque de pánico, que en 2009 se convirtió en un hit de YouTube y llamó la atención de casi todos los grandes estudios de Hollywood. Fue finalmente el exitoso Sam Raimi (director de la trilogía de El hombre araña, y de la reciente Oz, el poderoso) quien lo contrató - junto al guionista, también uruguayo, Rodo Sayagués - para realizar una remake de The evil dead (1981), la primera película que dirigió el propio Raimi con muy bajo presupuesto (unos 300.000 dólares) y que se convirtió rápidamente en un film de culto. Conociendo el fanatismo implacable de los loquitos aficionados al género del horror, ese era el otro gran desafío de Álvarez: no salir mal parado en comparación con su modelo original.

 

Y la verdad es que lo logró. Ataque de pánico, que narraba en poco menos de cinco minutos una invasión de robots gigantes que destruían Montevideo, se realizó - según se informó en su momento - con apenas 300 dólares; Posesión infernal, que para los parámetros de Hollywood no deja de ser un film de "bajo presupuesto", costó 17 millones. Pero el acierto de Álvarez no radica en haber podido lidiar con un film de semejante presupuesto (al menos para su experiencia previa y para cualquier experiencia que haya involucrado a un director uruguayo); el acierto mayor es haber sido capaz de satisfacer a los amantes del género (y en su formulación más gore, además) con un tema ya familiar y recurrente: el clásico motivo del grupo de amigos que llegan a una cabaña aislada en medio del bosque...

 

Para empezar, el guión de Álvarez y Sayagués (basado en la premisa del guión original de Raimi) se toma el asunto bastante en serio, no como el original (y casi todo lo que se ha hecho desde entonces) que terminaba siendo más bien una comedia delirante y muy sangrienta. Es cierto que eso se debía más que nada a los rudimentarios efectos especiales y de maquillaje, que a la luz de los avances tecnológicos de hoy lucen sinceramente ridículos. Pero además hasta los motivos de los personajes se ponen, esta vez, más serios: aquí no se trata de cinco jóvenes en busca de sexo y diversión, sino de cómo los amigos de Mia (una efectiva Jane Levy) la acompañan en pleno proceso de abstinencia tras una sobredosis de drogas. Allí también está su hermano David (Shiloh Fernandez), con quien mantiene algunas tensiones del pasado.

 

El hecho de que Mia sea una drogadicta en desintoxicación, con una historia de enfermedad mental en su familia y hasta intentos de suicidio encima, hace que sus primeras manifestaciones diabólicas parezcan - al menos ante los ojos de sus amigos y hermano - producto de su propio estado. El espectador sabe que no es así, y eso convierte cada minuto en más tenso, más impredecible y más terrorífico que el anterior. El último tramo de la película no está a la altura de todo el resto, pero al menos hasta allí uno no ha tenido tiempo ni de pestañear y hasta ha tenido dos o tres sobresaltos importantes. Dudo que Evil dead sea "la experiencia más aterradora que vas a vivir", como promete la promoción de la película, pero sí hay que decir que estamos ante uno de los films más dignos que ha dado el cine de horror en mucho tiempo, al menos dentro del subgénero de las posesiones demoníacas, uno frecuentemente bastardeado por productos sencillamente mediocres, que no asustan a nadie y que ni siquiera se toman a sí mismos en serio.

 

Álvarez y su equipo han hecho un film que probablemente no tenga mucho de original o innovador, pero que es terriblemente efectivo al volver bastante a las raíces y lucir como un film de la vieja escuela, cuando no todo eran efectos especiales y modelos de catálogo siendo perseguidos por un asesino en serie. De hecho, casi la totalidad de los efectos especiales son físicos, con mínima intervención digital, lo cual hace que la experiencia sea más cruda y más real. Habría que anotar aquí que Evil dead, previsiblemente, no es apta para estómagos delicados, ya que abunda en cortes, pinchazos, desmembramientos y litros y litros de sangre derramada a lo largo y ancho de su única y casi excluyente locación. Pero para quien no tenga problemas con eso, valdrá cada peso de la entrada.

 

Unos números más para el final: mientras escribo esta reseña, leo que Evil dead se ubicó - con 26 millones de dólares - en el primer lugar de recaudación en Estados Unidos durante su primer fin de semana, es decir que prácticamente duplicó su costo de producción en el lapso de tres días. Por si alguien tenía alguna duda antes de hoy, Fede Álvarez - que ya está escribiendo Evil dead 2 - tiene un futuro asegurado en Hollywood.

 


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/6794