Colateral

Colateral

+9 años Ver comentarios
  • Titulo original: Collateral
  • Dirección: Michael Mann
  • Género: Thriller
  • Protagonistas: Tom Cruise - Jamie Foxx
  • País: Estados Unidos Año: 2004
  • Duracion: 2 horas
  • Elenco: Jada Pinkett Smith - Peter Berg - Mark Ruffalo
  • Sitio oficial IMBD
  • Disponible en: VHS DVD
  • Tipo: Película

Ficha

Resumen

Max (Jamie Foxx) ha sido conductor de taxis durante 12 años. Por su espejo retrovisor han desfilado muchos rostros, personas y lugares que olvidó hace mucho... hasta esta noche. Vincent (Tom Cruise) es un asesino a sueldo. Cuando un cartel de traficantes de droga fuera del país descubre que están a punto de ser enjuiciados por un gran jurado federal, montan una operación para identificar y asesinar a los testigos claves y la última fase se llevará a cabo durante esta noche. La noche en que Vincent llega a Los Ángeles... y en la cual cinco personas serán asesinadas.

Publicidad

Comentario de Cartelera.com.uy

Un taxi en la noche

Esos encuentros casuales y fugaces que se producen entre un taxista y su pasajero siempre han sido un buen tema para una película. Desde una simple conversación sobre el tránsito hasta la posibilidad de una relación que se extienda más allá del viaje, ese cruce de caminos siempre ha resultado digno de ser explorado. Claro que desde que uno vio Taxi Driver (1976), de Martin Scorsese, tiende a creer que ese señor que maneja constituye una verdadera amenaza latente. Pero, ¿qué pasaría si el peligro estuviese en el asiento del pasajero? Eso es lo que el guión de Stuart Beattie se propone explorar, con algunos aciertos de observación y una trama bastante atrapante, en Colateral.

Para empezar cuenta con un personaje principal (el verdadero protagonista aquí es Jamie Foxx, por más que el poder de la fama establezca que Tom Cruise debe encabezar los títulos) atractivo y simpático, que rápidamente se gana la complicidad del público. En ello es clave el desempeño de Foxx, un actor hasta ahora secundario (Un Domingo Cualquiera, Ali) que aquí se luce y convence. El guión también describe en pocos trazos de qué viene la mano, presentando inteligentemente al co-protagonista Cruise y a algún personaje secundario que tendrá su peso más adelante (la fiscal que encarna Jada Pinkett Smith). Y sobre todo –y más allá de que en definitiva la película parezca durar tres horas en lugar de dos, gracias a alguna interminable escena de acción que no aporta demasiado- ofrece sorpresas a cada rato, no dejando prácticamente que el espectador sospeche demasiado qué va a suceder a continuación.

Claro que el asunto juega todo el tiempo en el límite de la incredibilidad. Porque está bien que un asesino a sueldo se suba a tu taxi, te obligue a transportarlo por toda la ciudad y hasta te convierta –a fuerza de pistola- en su cómplice, pero otra cosa es que te encuentres presenciando un crimen tras otro y que al rato estés conversando con el asesino como si se tratara de un viejo amigo con el que estás compartiendo una noche de juerga. Ahí es donde uno entiende que no puede tomarse la película demasiado en serio, si bien como pasatiempo es, al fin de cuentas, entretenido.

Lo que la coloca un poco por encima del nivel promedio de este tipo de productos es la mano de Michael Mann, un director que filma muy bien cualquier asunto y que siempre encuentra un punto de vista interesante y diferente desde el cual permitirnos espiar a sus personajes. Su habilidad llega al punto de revelarnos una ciudad de Los Angeles muy distinta a como generalmente se la aprovecha en el cine, casi irreconocible y hasta hermosa, algo que negaría cualquiera que haya estado allí. Y además el tipo maneja muy bien la tensión, el ritmo, el montaje (esta vez responsabilidad de Jim Miller y Paul Rubell) y cuenta con colaboradores de primera en la fotografía (Dion Beebe y Paul Cameron) y en la música (James Newton Howard). Colateral marca su primera incursión, además, en el cine digital, y el formato se nota en la textura que tienen las imágenes, que por momentos (debido a su sensación de inmediatez) parecen captadas por la cámara de un video aficionado. Se trata, claro, de una muy estudiada decisión estética.

Por cierto que esta es una película realmente menor en la carrera de un director que ha hecho cosas más importantes como El Informante (1999) o la biopic Ali (2001); incluso otro asunto policial como Fuego contra Fuego (1995) llegaba a tener, en sus manos, una verdadera dimensión épica. Colateral bien podría ser lo más light que Mann ha hecho hasta ahora, o lo más comercial, pero no por ello significa un traspié en su carrera. Esto para Mann es, en todo caso, lo que La Gran Estafa fue para Steven Sodernergh: un divertimento bien hecho.

Y después está Tom Cruise haciéndose el malo, que en realidad le sale más o menos como cualquier otro personaje solo que hace cosas más bien reprobables. Es cierto que no es la primera vez (había sido un poco memorable Lestat en Entrevista con el Vampiro) pero también es cierto que un malo de Tom Cruise siempre tendrá su costado encantador, su lado amable o romántico, incluso su búsqueda de la redención aunque no se anime a admitirlo. ¿Malos eran los de antes? No sé, es posible, pero en un mundo donde la realidad generalmente supera a la ficción es difícil, a esta altura, crear un personaje realmente despreciable. Y mucho más si trae la sonrisa de Tom Cruise.


Por Enrique Buchichio para Cartelera.com.uy

Comentarios
FILM/908

Publicidad

Publicidad